El Comercio

Oviedo, 17 jul (EFE).- La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela ha asegurado hoy que el decreto que está tramitando para poder aplicar el copago a los residentes del ERA (Establecimientos Residenciales para ancianos) declarados dependientes entre 2007 y 2011 y evitar las desigualdades generadas en las liquidaciones de algunos usuarios "está en el último paso" para poder ser aprobado este verano, como se había comprometido.

Según Varela, el texto se encuentra ya en el Consejo Consultivo, última fase antes de que pueda ser aprobado por el Consejo de Gobierno.

Tras el periodo de consulta previa, que concluyó el 16 de marzo, el documento ha sido sometido a información pública en abril y ha sido trasladado a los órganos asesores de representación social vinculados a este departamento para darles a conocer la propuesta.

"Nadie tiene más prisa que la administración para resolverlo, pero es un decreto que lleva su tiempo porque ha requerido consulta previa y exposición pública", ha subrayado Varela, que ha incidido en que "está muy cerca la solución" para recomponer el derecho de las personas residentes en el ERA que tenían reconocida su situación de dependencia desde 2007 hasta 2011 y que pagaron los precios públicos establecidos para todos sin tener en cuenta el copago al que tenían derecho.