El Comercio

Bilbao, 1 ago (EFE).- La agencia de calificación de riesgo Moody's ha asignado a la operadora vasca Euskaltel un rating B1, dentro del grado especulativo, con perspectiva de permanecer estable.

La agencia de medición de riesgos ha hecho público hoy un informe de calificación de la operadora vasca de telecomunicaciones tras la reciente adquisición por parte de Euskaltel de la asturiana Telecable.

Moody's cree que la adquisición de Telecable es positiva porque mejora Euskaltel e incrementa sus ingresos y ve perspectivas estables para la compañía vasca al considerar que continuará mejorando el apalancamiento financiero de la firma y su ebitda (beneficio antes de amortizaciones).

La agencia considera, sin embargo, que Euskaltel es vulnerable a una mayor competitividad.

En el primer semestre de 2017, el Grupo Euskaltel ha logrado un beneficio neto de 29,6 millones de euros, frente a los 30,2 millones del año pasado, tras culminar la consolidación de los operadores de cable convergentes del norte de España con la adquisición de la asturiana Telecable.