El Comercio

Avilés, 1 ago (EFE).- El viento flojo habido en las últimas horas está ralentizando la llegada al puerto de Avilés de los regatistas del Transgascogne que han salido el pasado domingo de la localidad francesa de Les Sables d'Olonne, según ha informado a Efe desde la organización del evento David Rodríguez.

El primer regatista arribó al puerto local poco antes de las 11:00 horas y la previsión que antes de la 23:00 horas estén todos en la ciudad, donde permanecerán hasta el próximo sábado, 5 de agosto.

Estaba prevista la participación de 67 embarcaciones con 77 regatistas a bordo, pero un problema técnico de última hora dejó en el puerto a Anna Corbella que, junto a la británica Dee Caffari, se convirtió en la primera regatista española en dar la vuelta al mundo a vela a dos, sin escalas ni asistencia, tras navegar durante más de 102 días.

La Transgascogne es preparatoria para clasificar a los que quieren realizar la ruta transoceánica en solitario que partirá el próximo mes de octubre de las Islas Canarias en dirección a la Isla de Guadalupe.

Los participantes deberán viajar en solitario, sin asistencia técnica y sin teléfono satélite, y se adentran a zonas del océano, en el punto equidistante entre la salida y la llegada, que se podrían considerar "tierra de nadie", explica David Rodríguez.

En la regata que tiene Avilés como destino participan navegantes de España, Alemania, Francia, Suiza, Bélgica, Croacia, Reino Unido, Irlanda, Italia, Nueva Zelanda y Países Bajos.

En la regata participan varias embarcaciones de ultima generación con la proa redonda, o tipo "magnum" (nombre con el que se las conoce coloquialmente debido a su similitud con el helado), las cuales impactan visualmente y contradicen los cánones actuales de la construcción naval, que aboga por una proa triangular afilada.

La prueba está organizada por Les Sables d'Olonne Vendee-Course Au Large, el Club Náutico Marina de Avilés, el Ayuntamiento de Avilés y la Autoridad Portuaria local.