El Comercio

Oviedo, 2 ago (EFE).- CCOO de Asturias ha considerado hoy que los datos sobre el paro registrado en la región durante el pasado mes de julio dejan una situación que revela "más precariedad, menos protección y 27.900 personas más desempleadas que antes de estallar la crisis".

La responsable de Empleo de CCOO de Asturias, Úrsula Szalata, puntualiza que para que haya un crecimiento real tiene que haber una "considerable y justa" subida salarial" que apunta: "la patronal rechazó".

Añade que el planteamiento de mayor desregulación "lo único" que supondrá será más precariedad, peores condiciones y un aumento de la siniestralidad.

Szalata subraya que julio finalizó en Asturias con 72.843 personas paradas, la cifra más baja desde 2010, si bien indica que es "mucho peor" que las que se daban antes de estallar la crisis, con 45.400 cotizantes menos que entonces, condiciones de trabajo que han empeorado, y 27.900 parados más, así como una cifra mayor de desprotegidos.

"Son datos previsibles y nada esperanzadores", resalta la responsable de Empleo de CCOO de Asturias, que agrega que deparan, como suele ser "habitual" en este mes estival, crecimientos del empleo y descensos del paro "gracias a las contrataciones realizadas para cubrir la temporada de verano, que en el norte se concentran en julio y agosto".

Más allá de las variaciones mensuales, influidas por la estacionalidad, manifiesta que Asturias cuenta con 8.309 cotizantes más que hace un año, lo que significa que la creación de empleo crece un 2,3% interanual, y sigue siendo "débil" en un contexto de crecimiento de la actividad productiva a tasas del 3,1%, según la Autoridad independiente de responsabilidad fiscal (AIReF).

Para Szalata la contratación sigue marcada por la precariedad, ya que en julio se firmaron en Asturias 34.690 contratos de trabajo, de los que sólo un 6,2% de todos los firmados fueron indefinidos, muy inferior a antes de la crisis, y únicamente cuatro de cada cien contratos firmados en julio fueron indefinidos a tiempo completo.

Los servicios "siguen tirando" de la recuperación económica, resalta la dirigente sindical, que advierte de que el empleo del sector tiene un alto componente de temporalidad y de tiempo parcial, y que las remuneraciones son "bajas".

En Asturias el salario medio en los servicios se cifra en 1.513 euros al mes brutos, muy por debajo del de la industria (2.226 euros) y la construcción (1.776 euros), y también por debajo de la media del sector a nivel estatal (1.570 euros brutos).

También destaca que la cobertura de las prestaciones por desempleo sigue en niveles mínimos en Asturias, donde "tan sólo" un 45,0% de las personas inscritas que han cotizado previamente recibe prestaciones, y menos de la mitad de los beneficiarios (el 45%) cobran la prestación contributiva, y su importe medio está en niveles mínimos (747,6 euros brutos/mes).

Al menos 45.000 parados registrados están excluidos del sistema de protección por desempleo, finaliza Szalata, que reclama "potenciar con más agilidad y personal el salario social".