El Comercio

Avilés, 2 ago (EFE).- Una comisión especial de control del Ayuntamiento de Avilés se reunirá mañana por primera vez para abordar los incumplimientos de los acuerdos adoptados por el pleno municipal, como la convocatoria del órgano que investigará el proceso de cambio de gestión del servicio del agua.

En la reunión mantenida por el pleno el pasado mes de febrero se aprobó por mayoría una moción presentada por el grupo municipal de Ciudadanos para la creación de una Comisión Informativa Especial de Control y Seguimiento del Cumplimiento de los Acuerdos Plenarios.

En esta primera reunión se tratarán los acuerdos plenarios que fueron aprobados desde el inicio del presente mandato pero no se han llevado a cabo o no se ha tramitado para materializarlos.

La comisión, creada con el único voto contrario del PSOE, en el gobierno local, también abordará el acuerdo para modificar el Reglamento Orgánico Municipal (ROM), o las auditorías solicitadas por la oposición a raíz de las supuestas irregularidades detectadas en la gestión de la Concejalía de Festejos, entre oros asuntos pendientes de resolución.

Los grupos municipales en la oposición (el PP, Somos, IU, Ciudadanos y Ganemos), pretenden a través de esta nueva comisión conocer los motivos por los que determinadas cuestiones que han sido aprobadas mayoritariamente por el pleno no terminan de aplicarse o materializarse.