El Comercio

Oviedo, 2 ago (EFE).- El Gobierno asturiano considera que los datos del desempleo en julio, con el que son ya 46 meses consecutivos de descenso del paro en la región, son esperanzadores, reflejan que hay una recuperación y animan a seguir trabajando para las más de 72.000 personas que aún no han encontrado trabajo.

El portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, ha hecho este análisis al término de la reunión semanal del Ejecutivo asturiano, penúltima antes de las vacaciones de verano.

Martínez ha destacado que la disminución del paro en Asturias ha superado el 9 por ciento respecto al mes de julio del pasado año, porcentaje similar a la media nacional, pero que ha sido, junto a Galicia y Cantabria, una de las comunidades donde más bajó en relación a junio.

La directora del Servicio Público de Empleo (Sepepa), Luisa Pérez, también ha destacado hoy que Asturias fue la cuarta comunidad autónoma en la que más creció el empleo en julio, al sumar 4.757 afiliados a la Seguridad Social, lo que supone un incremento del 1,32% con respecto al mes anterior, hasta contabilizar un total de 365.563 cotizantes.

Con respecto a julio del pasado año, la Seguridad Social ha registrado un aumento de altas del 2,33% y cuenta con 8.309 cotizantes más.

Además, el Principado fue, junto a Cantabria y Galicia, la comunidad en la que más se redujo el paro, con una caída del 3,47 %.

En términos absolutos, Asturias registró 2.617 desempleados menos, situándose la cifra de parados en las 72.843 personas.

Se trata del menor número registrado desde julio de 2010, según han coincidido en señalar la directora del Sepepa y el portavoz del Gobierno asturiano.

Tanto en términos mensuales como interanuales, los datos reflejan una reducción del paro en ambos sexos, todos los grupos de edad y sectores de actividad, así como en el colectivo de personas sin empleo anterior.

No obstante, en la variación interanual destacan los descensos producidos entre los hombres, el grupo de edad entre 25 y 45 años y en los sectores de la industria y la construcción, todos ellos superiores al 12%.

En el mes de julio, la caída del paro se concentró, sobre todo, en el sector industrial, la industria de la alimentación, el sector metal y en los servicios en actividades vinculadas al comercio, la hostelería, la jardinería, sanidad y servicios sociales.

La reducción del desempleo más importante se registró en municipios del oriente asturiano con mayor actividad turística, como Cangas de Onís, Llanes, Ribadesella y Colunga, mientras que en el occidente los descensos fueron más moderados.