El Comercio

Oviedo, 2 ago (EFE).- El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el decreto que regula el procedimiento para la obtención de la tarjeta de estacionamiento de vehículos que transportan a personas con movilidad reducida.

Se trata de una adaptación de la normativa estatal, que permite que este distintivo pueda ser utilizado en todo el territorio nacional y comunitario, a la vez que amplía el número de colectivos beneficiarios.

La nueva ordenación establece que tendrán derecho a la tarjeta las personas con discapacidad visual que muestren en el mejor ojo una agudeza igual o inferior al 0,1 con corrección o un campo visual reducido a 10 grados o menos.

También podrán disponer de la acreditación personas físicas o jurídicas dedicadas al transporte colectivo de discapacitados que presten servicios de promoción de la autonomía personal y de atención a la dependencia.

La norma introduce el supuesto de una tarjeta provisional, que se concederá con carácter excepcional y en el menor plazo posible a las personas que presenten movilidad reducida por una enfermedad o patología de extrema gravedad.