El Comercio

Oviedo, 1 oct (EFE).- El alcalde de Oviedo, Wenceslao López, considera que el informe municipal en el que se descarta la existencia de responsabilidad patrimonial alguna por parte de los cargos municipales que llevaron a cabo la expropiación de Villa Magdalena no ha tenido en cuenta algunos hechos importantes por lo que se plantea revisar en profundidad dicha resolución.

López ha asegurado que respeta el trabajo y conclusión de la instructora, pero que no comparte las conclusiones por unas actuaciones derivadas de la expropiación del palacete que han supuesto un coste de 60 millones de euros para las arcas públicas.

"Vamos a analizar esa resolución porque considero a priori que hay asuntos que no se han analizado con profundidad y porque puede haber otras responsabilidades", ha señalado el alcalde en declaraciones efectuadas al término de los actos de celebración del Día de la Guardia Civil en el cuartel de El Rubín.

Según López, el informe requiere un trabajo ingente y trabajo ya que el expediente suma miles de folios, y por eso es preciso revistarlo con más detalle, porque, en su opinión, "hay hechos de profundidad e importantes que no han sido evaluados".

La propuesta de resolución del expediente sobre la Exigencia de responsabilidad patrimonial por los daños y perjuicios al Ayuntamiento de Oviedo por la gestión del expediente expropiatorio de Villa Magdalena concluye que no existió responsabilidad contable de los responsables políticos que intervinieron en el proceso, entre ellos el ex alcalde Gabino de Lorenzo.

El expediente se ha dado conocer unos cinco meses después de que el tripartito encargase a los técnicos del ayuntamiento de Oviedo que investigasen si los equipos de gobierno del PP habían incurrido en algún tipo de responsabilidad contable por este caso.

En un comunicado, el gobierno municipal ha señalado hoy que, al margen de las conclusiones administrativas, entiende que sí se ha producido "un daño injustificado y formalmente tasado en 43,8 millones a las arcas municipales".

"Consideramos que la expropiación de Villa Magdalena ha sido un expolio evidente de los bienes y los fondos públicos porque derivó en que el palacete acabara costándoles a todos y todas las ovetenses más de 60 millones de euros, de los que 33 millones han sido pagados en el ejercicio 2017", señala el comunicado.