El Comercio

Oviedo, 12 oct (EFE).- El alcalde de Oviedo, Wenceslao López, ha asegurado hoy que su máxima preocupación ahora es garantizar que el auditorio de la ciudad funcione con las máximas garantías de seguridad, pero sin olvidar la posibilidad de exigir responsabilidades a quienes permitieron su construcción sin cumplir con la legislación que entonces estaba vigente.

Ante el informe municipal que ha detectado "importantes deficiencias" en el auditorio, el alcalde ya ha ordenado la elaboración de un plan de protección contra incendios y anunciado que se procedería al cierre parcial de algunas partes inseguras del edificio.

El alcalde ha justificado también todos los pasos dados en las últimas semanas para garantizar la seguridad en el Auditorio Príncipe Felipe y que el proyecto de obras a ejecutar dará prioridad a aquéllas que permitan que el auditorio tengan garantías de seguridad absoluta.

"Como alcalde me corresponde que el auditorio funcione con las máximas garantías de seguridad y tratar de determinar posibles responsabilidades, que es también un asunto complejo porque los fondos públicos son sagrados ", ha dicho el alcalde tras asistir en el cuartel de el Rubín a los actos de celebración de la Fiesta de El Pilar, patrona de la Guardia Civil, acto en el que también estuvo presente el ex alcalde y actual delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo.

Previamente, De Lorenzo, había declarado que el auditorio "es una maravilla", aunque ha reconocido que, es indudable que tras casi 20 años en funcionamiento haya algunas cosas que deban ser adaptadas a la normativa actual.

"Adapten el auditorio a la normativa que existe, sin alarmas y sin cargar excesivos informes fuera" del Ayuntamiento, ha afirmado el exregidor ovetense, que ha pedido al actual alcalde que baje los impuestos si tanto dinero le sobra dinero para estar encargando informes.

Ante estos comentarios, el alcalde ha señalado que tiene gracia que los haga alguien que ha dejado pufos que este año suponen el pago de 37 millones de euros sólo por la expropiación de Villa Magdalena.

"Hay una cosa cierta y es que hay informes de técnicos y expertos que dicen sin ninguna duda que hay deficiencias desde que se construyó", ha incidido el alcalde, antes de afirmar que "cada uno puede decir lo que quiera, peró los informes están ahí".