El Comercio

Oviedo, 13 nov (EFE).- El diputado de IU Ovidio Zapico ha reclamado hoy a la Consejería de Empleo que medie entre Liberbank y las trabajadoras de la empresa Madison, que se enfrentan a un despido colectivo después de que la empresa haya perdido el servicio de atención al cliente de la antigua Cajastur.

Según ha informado IU en un comunicado, el parlamentario se ha reunido con el Comité de Empresa de Madison y ha considerado que la situación de estas 225 personas representa "un caso de libro", ya que se enfrentan a las consecuencias de la aplicación de la reforma laboral y a la pérdida del carácter público de la antigua Cajastur.

Zapico ha pedido al consejero de Empleo que haga una labor de intermediación con la antigua Cajastur, para aliviar la preocupación de los trabajadores, y con la empresa, "por la falta de información que mantiene el comité de empresa".

Además, se ha comprometido a preguntar al Consejo de Gobierno qué piensa sobre el papel que juega Liberbank en el tejido económico de Asturias y que opina de que la nueva adjudicación se hace después de cerrar un centro de atención telefónica y de abrir otro en Gijón "precarizando las condiciones de los trabajadores".

La presidenta del comité de la empresa de Madison, Irene Muñiz, ha explicado la "mala situación" que viven las trabajadoras y ha indicado que su primer problema es la falta de información, dado que "lo único que saben es el despido colectivo de la totalidad de la plantilla de la empresa Madison sin conocer qué planes tiene Unísono", que es la nueva empresa adjudicataria del contrato.