El Comercio

Oviedo, 14 nov (EFE).- El acusado de provocar por imprudencia un incendio forestal tras quemar matorral para favorecer el nacimiento de nuevo pasto en el concejo de Mieres, en marzo de 2015, ha reconocido los hechos y ha aceptado una condena de 6 meses de prisión y el pago de una multa de 1.080 euros.

Según ha informado la Fiscalía, el acusado ha aceptado los hechos, por lo que no se ha llegado a celebrar la vista oral prevista para hoy en el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo.

Los hechos ocurrieron en la tarde del 9 de marzo de 2015, cuando el acusado procedió a realizar quemas de matorral para favorecer el nacimiento de nuevo pasto en el concejo de Mieres, pero "sin adoptar las más elementales precauciones", según el relato de la Fiscalía asumido por el procesado.

El foco no fue apagado convenientemente y el acusado "se desatendió de la evolución de las llamas", lo que provocó que el fuego se extendiese y afectase a 12,79 hectáreas, repartidas en siete parcelas, de herbáceas, brezo, helecho, tojo, zarza y arbolado frondoso.