El Comercio

Oviedo, 14 nov (EFE).- Agentes de Tráfico de la Guardia Civil han denunciado a un ciclista que circulaba por la N-632, a la altura de Villaviciosa, superando la tasa de alcoholemia, y que llevaba dos botellas de vino, ha informado la Benemérita en un comunicado.

En un punto de verificación de alcoholemia de Guardia Civil situado en el kilómetro 39,200 de la N-632, los agentes observaron cómo se acercaba un hombre por la parte interna del carril derecho en el sentido de la vía y se aproximaba peligrosamente hacia el carril izquierdo cuando debería circular por el arcén de la carretera.

Al mismo tiempo, varios usuarios de la vía confirmaron que el hombre, de 31 años y vecino de Villaviciosa, circulaba de manera errática y alertaron del peligro que ello suponía para la seguridad vial.

El ciclista llevaba sujetas a la bicicleta dos botellas de litro y medio de vino que, según afirmó, eran para saciar la sed del largo trayecto en bicicleta.

Sometido a las pruebas de alcoholemia, este arrojó 0,51 y 0,48 mg/l, en aire espirado, con lo que fue denunciado en relación a la Ley de Seguridad Vial.