El Comercio

Oviedo, 14 nov (EFE).- El presidente del Principado, Javier Fernández, ha asegurado hoy que sería "bien poco presentable" que se dejase pasar un mandato más sin aprobar la Ley de Transparencia y Buen Gobierno, un proyecto en el que está dispuesto a aceptar la puesta en marcha de una Unidad Anticorrupción si tiene "un buen anclaje legal y un razonable coste presupuestario".

"Busquemos el acomodo que proceda y alcancemos un acuerdo. El Principado no va a negarse. Es otra oferta pública para el entendimiento", ha dicho el jefe del Ejecutivo asturiano en la primera de la tres sesiones del debate de orientación política que hoy se ha iniciado en la Junta General del Principado.

El presidente ha incidido en que Asturias debe ser una comunidad con una legislación adecuada frente a la corrupción y en la que se promueva también la igualdad, la transparencia, la participación ciudadana y la calidad democrática.

Según Fernández, con el "caso Marea", cuya sentencia se conoció en septiembre, el Gobierno de Asturias ha mantenido una "trayectoria jurídica ejemplar" a lo largo de un proceso en el que "rechazó todas las ofertas de entendimiento que se le hicieron o sugirieron".

Lo hizo, ha subrayado, porque "el primer requisito para combatir la corrupción es estar dispuesto a hacerle frente, sin miedo a ocupar tiempo en los telediarios".

Además, ha destacado los avances en el fomento de la participación y de la transparencia iniciados el anterior mandato como la forma en la que se está abordando el futuro de la zona de El Cristo-Buenavista, en Oviedo, con un proyecto que incluye equipamientos, zonas verdes y campus universitario.

"El Gobierno de Asturias, pues, no sólo predica la transparencia y la participación, también las ejerce", ha afirmado antes de volver a hacer una llamada al acuerdo sobre este asunto.