El Comercio

Oviedo, 14 nov (EFE).- "Si el Ministerio de Fomento hubiera mantenido su palabra y no hubiese claudicado ante la exigencia de Foro, estaríamos en puertas de la entrada en servicio para pasajeros y mercancías del primer túnel de (la variante de) Pajares", ha subrayado hoy el presidente del Principado, Javier Fernández.

En su intervención durante la primera jornada del debate sobre el estado de la región, el jefe del Ejecutivo ha señalado que, en el mejor de los casos, esa "rendición" retrasará esa inauguración a 2021 "y oscurece con incógnitas el tráfico de mercancías".

"La doble mala noticia tiene un apellido compuesto. El que une a Foro y al Gobierno del Partido Popular", ha apuntado en el apartado de su discurso dedicado a las infraestructuras en el que ha recordado el acuerdo suscrito por PSOE e IU con 16 organizaciones sociales y políticas y que, "pese a la sensatez que rezuma", constató "la aversión al consenso que marca a algunas fuerzas".

Pese a la "dejadez presupuestaria" del Gobierno central, Fernández ha garantizado que su gabinete mantendrá la lealtad institucional que ha permitido avanzar en soluciones para el plan de vías de Gijón, la autopista del mar, el soterramiento de Langreo o la supresión de la barrera ferroviaria de Avilés.