El Comercio

Oviedo, 14 nov (EFE).- La oferta de empleo público de este año se situará "muy por encima" de las 1.583 plazas ofertadas el pasado ejercicio, el máximo permitido para 2016, según ha anunciado hoy el presidente del Principado, Javier Fernández, en su intervención durante la primera sesión del debate sobe el estado de la región.

En su referencia a la situación de los servicios públicos en Asturias, el jefe del Ejecutivo regional ha incidido en que la superación de la crisis ha permitido "resarcir parcialmente" algunos de los recortes sufridos en los últimos años.

En este ámbito, ha emplazado además a los grupos parlamentarios a aceptar que, en lo relativo a la sanidad, la construcción del HUCA y del Álvarez-Buylla fue un acierto "pese al chaparrón oportunista de críticas con el que fueron recibidos".

"¿Queda alguien aquí que sostenga que el HUCA fue un error? Sería bueno saberlo en vísperas de la ampliación de Cabueñes", ha apuntado tras subrayar que se trata de infraestructuras costosas, de complicada gestión que mejoran la atención sanitaria, "que es lo importante" y mostrarse confiado en que no se vuelva a sufrir "el desafuero de ataques que acompañó a los otros centros".

A su juicio, en un ámbito como el sanitario "la crítica sale gratis, aunque sea mera ponzoña o, simplemente, esté indocumentada" y decretar el estado de sospecha permanente sobre su gestión "es un despropósito paranoide" aunque sea razonable que las listas de espera conciten el interés del Parlamento.

No obstante, ha pedido reconocer los "apreciables" avances logrados dado que Asturias es la comunidad que mayor volumen de información facilita, ha bajado un mes la demora quirúrgica, ha reducido la espera media para consultas especializadas y tramita un decreto de plazos máximos que serán gestionados por la red pública.

En una situación similar ha situado la gestión del salario social y subrayar que, aunque algunos lo perviertan para presentarlo como "la panacea para quienes desean vivir del cuento", para un gobierno socialista destinar 109 millones a este fin "no es un despilfarro".

Dicha prestación, ha recordado, es el único asidero "que salva del precipicio de la exclusión" a más de 47.800 personas y, aunque pueda haber situaciones transitorias de carencias administrativas, debe recordarse que se trata de una de las rentas de este tipo más elevadas de España y que beneficia a mayor porcentaje de población.

En cuanto a la educación, Fernández se ha comprometido a ampliar la red de escuelas infantiles de 0 a 3 años en esta legislatura y a avanzar hacia la consideración "pública y universal" de este ciclo y que facilite la conciliación y sea asumible para las familias y para la administración cubriendo una demanda social creciente.

No obstante, el jefe del Ejecutivo ha eludido entrar en "pormenores" sobre este asunto más allá de la disposición del Gobierno al tratarse de una cuestión que forma parte "destacada" de las negociaciones presupuestarias en curso.