El Comercio

Oviedo, 15 nov (EFE).- COAG-Asturias ha acusado hoy a la industria y "sobre todo" a la distribución de quedarse con el margen de la recuperación internacional del mercado lácteo, que se ha traducido en un aumento de precios de la leche de hasta el 33 por ciento en la Unión Europea en el último año, gracias al tirón del consumo de la mantequilla.

En un comunicado, la secretaria general de COAG-Asturias, Mercedes Cruzado, ha apuntado que los contratos anuales firmados entre industria y ganaderos establecen unos precios fijos que no se actualizan con la evolución del mercado, de forma que "cuando se produce una variación significativa del precio al alza, los ganaderos son los grandes perjudicados".

"Cuando el precio de la leche baja, la industria lo aplica con inmediatez al ganadero, pero cuando sube como ahora, pasan meses antes de que el sector productor lo note", ha denunciado Cruzado.

La responsable de la organización agraria y ganadera ha advertido de que "el consumidor paga cada vez más y tanto los supermercados como la industria están obteniendo unos fabulosos márgenes finales".