El Comercio

Oviedo 7 dic (EFE).- El incremento de las inversiones previstas para el próximo año desde la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente refleja, según su titular, Fernando Lastra, la mejora real de la economía y permitirá consolidar la puesta en marcha de los planes de residuos y calidad del aire.

Lastra ha comparecido hoy ante la Comisión de Hacienda de la Junta General del Principado para detallar las cuentas previstas para su departamento en el proyecto de ley de Presupuestos del Principado elaborado por el Ejecutivo regional para el año 2018, texto que aún no cuenta con los apoyos suficientes para salir adelante.

El proyecto de ley reserva para esta Consejería una partida de 195,6 millones de euros, al margen de los 65,9 millones de los que dispondrá la Junta de Saneamiento, lo que supone que el esfuerzo inversor se incrementará en casi un 3,3 por ciento.

En total, serán 58,3 millones los destinados a inversiones reales, buena parte de los cuales se destinarán a obras en carreteras y puertos, reforzar las políticas de mejora de la calidad del aire, la gestión de los residuos y la lucha contra especies invasoras como el plumero de la pampa o el avispón asiático.

En materia de carreteras, los más de 45 millones presupuestados permitirán continuar las obras de acceso al Parque Empresarial del Principado de Asturias, en Avilés (5,3 millones), al Hospital Universitario Central de Asturias desde la autovía AS-II en Oviedo (3,9 millones) y a la plataforma logística Zalia para su conexión con El Musel y la A-8 desde el enlace de La Peñona (5,9 millones).

También se iniciarán obras para mejorar distintos tramos de los ejes Infiesto-Caso, Luarca-Pola de Allande, Trubia-Los Campos y Rioseco-Soto de Agues, y especialmente para iniciar el proyecto de reforma de la AS-12, Navia-Grandas de Salime, conocida como el eje del Navia, entre Boal y Grandas.

Según Lastra, se trata de una actuación fundamental para la vertebración del occidente, que dispondrá de 400.000 euros para redactar el proyecto y realizar el trámite ambiental en 2018, y de un millón el año siguiente.

En materia de transportes, además de renovarse la tecnología de la flota del Consorcio de Transporte, se continuará con el Plan de Movilidad del Área Metropolitana, se comenzará la redacción del proyecto de urbanización en Langreo, se pavimentará la explanada del Real Sitio de Covadonga, y se mejorará el funicular de Bulnes.

Los puertos autonómicos duplicarán la inversión recibida en 2017 con más de tres millones para obras de reparación y refuerzo en diques y muelles en Cudillero, El Puntal, Navia o Pravia.

En cuanto a urbanismo, la Consejería revisará las Directrices Regionales de Ordenación del Territorio, avanzará en la definición del Área Metropolitana Central y se continuará con los documentos urbanísticos y ambientales necesarios para la ordenación del ámbito de El Cristo-Buenavista, en Oviedo.

Entre las obras de abastecimiento, Lastra ha destacado las que se realizarán en Castrillón (Las Bárzanas), Llanes, Pravia y Mieres, y las inversiones previstas en Las Regueras, Ribadesella o Soto de Luiña, en Cudillero, así como la mejora de la calidad del agua en Salas, actuaciones que absorberán más de 7,3 millones de euros.

En saneamiento, comenzarán nuevas obras con una inversión de diez millones, entre ellas, la ampliación del colector del Nora, en Siero, y los saneamientos de Ortiguera, en Coaña; de Sorrodiles de Cibea, en Cangas del Narcea; de Fondos de Vega, en Degaña, y de Fechaladrona, en Laviana.

En el marco del nuevo Plan Estratégico de Residuos, se ampliarán los puntos limpios y se abordará la modernización de la planta de tratamiento de envases, la construcción de la planta de compostaje de lodos y el comienzo de la de clasificación de basura bruta.

Medio Ambiente pondrá en marcha también el Programa de Desarrollo Regional Bajo en Carbono para luchar contra el cambio climático y ejecutará un proyecto piloto para orientar actividades económicas hacia un desarrollo sostenible, mediante una etiqueta ecológica.

Las políticas de biodiversidad se centrarán en reforzar la lucha contra el plumero de la pampa y el avispón asiático y destinarán 1,8 millones a pagos por daños de la fauna salvaje.