El Comercio

Oviedo, 7 dic (EFE).- El Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias (TSJA) ha desestimado el recurso de reposición interpuesto por el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) que pretendía la adopción de medidas cautelares de suspensión del II Plan de Gestión del Lobo.

El auto judicial, ante el que no cabe recurso, también condena a PACMA, que consideraba el cupo excesivo y pedía su paralización inmediata, a pagar las costas procesales por un proceso que fue impugnado por el Principado y por la Fundación Artemisan, que se personó como codemandada junto a la Federación Asturiana de Caza.

Dicho Plan de Gestión establecía los cupos de extracción estimados a partir de los datos poblacionales recogidos, la evolución del número de daños, el grado de conflictividad, así como el número de presas existentes, y fue establecido en 45 ejemplares para este año, los mismos que para 2015-2016.

La decisión ha confirmado así un auto previo del TSJA que situaba fuera de toda duda que la proliferación de depredadores "resulta perjudicial tanto para el interés general de conservación del medio ambiente, como del de terceros titulares del ganado que resultan perjudicados por los daños causados por los lobos".

Para Artemisan, los datos científicos avalan que los diferentes planes de gestión están provocando un aumento de los ejemplares de lobo en España -2.500, según sus datos-, "todo lo contrario del mensaje que otras organizaciones están trasladando con el objeto de engañar a una sociedad alejada de la realidad del mundo rural".