El Comercio

Oviedo, 30 ene (EFE).- Delegados de los sindicatos representados en la Junta de Personal Docente del Principado de Asturias se han concentrado hoy a las puertas de la Consejería de Educación para pedir al Gobierno autonómico la apertura de un proceso de negociación para reinstaurar las 18 horas lectivas que había hasta 2012, cuando se aprobó el decreto de racionalización del gasto público.

En declaraciones a los medios, la presidenta de la Junta, Enma Rodríguez, ha afirmado que con esta concentración, y con la celebrarán el 20 de febrero a las puertas de la Consejería, quieren que el Ejecutivo autonómico acceda a abrir un proceso de negociación para volver a las jornadas lectivas de 18 horas, en Secundaria, y 23, en Primaria, que había antes de 2012.

Rodríguez ha afirmado que el aumento de la jornada lectiva supuso incremento de clases, de las ratios y pérdida de puestos de trabajo, al tiempo que repercutió en la vida diaria de los centros, ya que el personal de Secundaria está "sobrecargado".

Otra de las medidas que, a su juicio, más afectó a los centros fue el "incumplimiento sistemático de los acuerdos de plantilla", lo cual va "en detrimento de la calidad educativa".

Según ha expuesto, la Consejería de Educación alega que el real decreto estatal de racionalización del gasto público impide tomar ninguna medida, pero ha apuntado que en otras comunidades ya se han firmado acuerdos para volver a la jornada previa a la de 2012.

La secretaria del sector de enseñanza de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT Asturias, Maximina Fernández, ha considerado que habría que negociar y el profesorado haría propuestas, "aunque fuera paulatinamente", con el fin de minimizar los recortes.

El presidente de ANPE Asturias, Gumersindo Rodríguez, ha denunciado que "los profesores están "sobrecargados de tarea burocrática y tarea lectiva" y ha exigido al consejero que "cumpla su palabra" de revertir la situación de la jornada laboral del profesorado, como ha sucedido en Andalucía.

El secretario general de enseñanza de CCOO, Borja Llorente, ha hecho un llamamiento al conjunto de la ciudadanía asturiana para defender la escuela pública en la concentración del 20 de febrero y ha destacado que la vuelta a las 18 horas y 23 horas lectivas generaría 800 empleos en Secundaria y 400, en Primaria.

Desde la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) de Educación, Vicenta Acebal ha considerado que es el momento de "reversión de los recortes" y ha opinado que la ecuación es "bien sencilla", ya que "a menos número de clases hay más posibilidades de preparar esas clases, evaluar como es debido, atender a la diversidad y coordinarse unos profesores con otros".

Por último, desde CSIF Clara Rosa Rodríguez ha considerado que "tanto el gobierno español como el asturiano tienen que ponerse las pilas ya y darse cuenta de que en los centros se está estrujando mucha la máquina", lo que repercute en la calidad de la educación.