El Comercio

Oviedo, 1 feb (EFE).- El pleno del Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias ha acordado hoy iniciar los trámites para declarar bien de interés cultural (BIC) 56 bienes muebles de la catedral de Oviedo; 36 hórreos y paneras singulares; la cova Rosa de Sardéu y la cueva de El Cierro, ambas en Ribadesella, y el palacio de los Mendoza, situado en Valle, en el concejo de Lena.

También se dotará de esta figura de protección a la iglesia medieval de Santa María de Tina y la ermita de Santu Medé, situadas las dos en Ribadedeva, ha informado el Gobierno regional.

En la reunión, que ha estado presidida por el consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ha decidido asimismo la inclusión en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias (segunda categoría de protección tras la de BIC) del conjunto de alfares de Faro (Oviedo), varias capillas vinculadas a posibles enterramientos y diversos yacimientos arqueológicos.

La iglesia de Santa María de Tina, situada en las cercanías de Pimiango (Ribadedeva), se conserva en la actualidad en ruinas, consolidadas éstas por una actuación que realizó la Consejería de Cultura en 2006.

En su día fue un importante templo de origen altomedieval (siglos VIII-IX), renovado en su construcción en el siglo XII y vinculado al Camino de Santiago costero.

La ermita de Santu Medé, también situada en Pimiango, es una construcción de comienzos de la Edad Moderna (siglo XVI) localizada en la Campa de San Emeterio, junto al camino de acceso de la cueva de El Pindal. Tiene una sola nave, con una cubierta a dos aguas y está precedida por un pórtico, frente al cual, al otro lado de una pradería, se levanta un pequeño altar con cubierta a tres aguas que también se ha decidido proteger.

Respecto a la catedral de Oviedo, el pleno del Consejo de Patrimonio Cultural ha decidido iniciar los trámites para proteger una selección de 56 bienes muebles de la catedral de Oviedo, a fin de completar la declaración patrimonial con que cuenta este conjunto monumental desde 1931, y que se complementó en 1998 y 2015 con la inclusión de la Cámara Santa y el resto del complejo, respectivamente, en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Patrimonio ha realizado una selección de bienes muebles existentes en la catedral, tanto en el altar mayor como en las diversas capillas laterales y en la Cámara Santa, el Museo de la Iglesia y la Sala Capitular. La selección incluye las cruces de los Ángeles (año 808) y de la Victoria (año 908) y la Caja de las Ágatas (año 910), así como otras piezas de orfebrería y dípticos.

También se ha propuesto la declaración de los restos de la sillería del coro de la catedral (retirado de la nave mayor a comienzos del siglo XX y ahora custodiados en la Sala Capitular y el Museo de la Iglesia) y del retablo mayor, así como de los diferentes retablos localizados en las capillas laterales de la catedral y en su Girola, obra de los siglos XVII y XVIII que reflejan de manera excepcional la historia del retablo asturiano en esos momentos de la edad moderna.

El pleno ha propuesto también la protección individual de 36 hórreos y paneras que destacan por su antigüedad, sus características constructivas y su decoración. Estas joyas de la arquitectura rural asturiana se encuentran situadas en diferentes concejos del Principado: Aller, Belmonte de Miranda, Caso, Grado, Lena, Piloña, Proaza, Quirós y Villaviciosa.

Además, los acuerdos adoptados incluyen el inicio de los trámites para modificar el decreto de declaración del Camino de Santiago, de tal manera que se facilite el procedimiento de ejecución de obras menores en la banda de protección de la ruta, que es de 30 metros a cada lado de la misma en zona rural, y que en la urbana comprende las parcelas inmediatamente colindantes a cada flanco de la vía.

Con la propuesta que ahora se comenzará a tramitar, se especificará una serie de actuaciones muy comunes (retejos, cambio de carpinterías, pintado de fachadas?) que podrán autorizarse directamente por los ayuntamientos si se realizan conforme a unas prescripciones técnicas que detallará la Consejería de Cultura, con lo que ello supondrá de agilización de trámites.

Esta aprobación obedece a una de las medidas contempladas en el Libro Blanco del Camino de Santiago.

Asimismo, se ha dado luz verde al proyecto de intervención en la iglesia de Santiago de Arlós, en Llanera, que supone la reparación de la cubierta de este templo y la adecuación de la instalación eléctrica a la normativa actual.

Finalmente, el Consejo del Patrimonio Cultural ha decidido aprobar el proyecto de restauración de la capilla de los Vigiles de la catedral de Oviedo, redactado por encargo de la Dirección General de Patrimonio Cultural y cuya ejecución será financiada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través del Plan Nacional de Catedrales.