El Comercio

Oviedo, 14 feb (EFE).- El secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), Adrián Barbón, ha afirmado hoy que la Comisión Ejecutiva Autonómica está satisfecha con el nuevo reglamento del PSOE, que tendrá que aprobarse en el Comité Federal este fin de semana, y ha negado haber oído críticas en Asturias.

En rueda de prensa en la sede de la FSA, Barbón ha explicado que en la reunión de la Comisión Ejecutiva Autonómica de la FSA, que se celebró ayer, los socialistas asturianos se mostraron "satisfechos" con el nuevo reglamento del PSOE, que da paso a un partido "más participativo" y transparente y refuerza el papel del militante.

Además, ha asegurado que la reacción generalizada de la militancia asturiana es "absolutamente satisfactoria" y ha afirmado que no le ha llegado ninguna crítica.

"A la nada no se le contesta", ha insistido Barbón, que ha asegurado que a la Ejecutiva no le ha llegado "oficial ni extraoficialmente ninguna crítica" y ha animado a los socialistas que no compartan el reglamento que le trasladen sus opiniones.

Preguntado por la ausencia de la presidenta andaluza, Susana Díaz, o del presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, en el Comité Federal de este fin de semana, el líder de los socialistas asturianos ha indicado que ambos han alegado motivos de agenda, aunque ha añadido que si él estuviera molesto con el reglamento y no estuviera a favor, iría al Comité Federal y defendería la posición contraria.

"Este partido es plenamente democrático. Quien esté en contra, que lo defienda en el Comité Federal", ha reclamado.

Barbón ha admitido que le consta el "malestar" en algunos sectores del PSOE porque las federaciones pierden fuerza respecto a Ferraz, pero ha destacado que él cree en "un PSOE, no en 17" y ha defendido que "hay que reforzar el papel del PSOE Federal" porque no son una confederación de partidos.

Tras defender que gane peso la militancia, de manera que no tenga un "papel residual" de "pagar y pegar" carteles en elecciones, ha apuntado que en la reunión de ayer también se aprobó un presupuesto de gastos de 844.000 euros de la FSA para 2018 frente al de 1,3 millones de 2017.

Además, ha advertido al PP de que cada vez que la presidenta del PP asturiano, hable del "monotema", la FSA no entrará en esos "falsos debates" y hablará de las pensiones, el despoblamiento o la brecha salarial.