El Comercio

Gijón, 14 feb (EFE).- Los sindicatos CCOO y UGT y la Federación de Empresarios del Metal del Principado de Asturias (Femetal) han constituido hoy la mesa negociadora del convenio del sector en la región, del que dependen unos 25.000 trabajadores y actualmente en prórroga al extinguirse su ámbito temporal en diciembre de 2017.

Femetal, que ha recordado que aún se encuentra pendiente de firma el IV Acuerdo Nacional de Negociación Colectiva (ANC), ha abogado por seguir avanzando en la modernización de las relaciones laborales con medidas que aumenten la flexibilidad laboral y mejoren la "deficiente" regulación actual de la FP Dual "para adaptarla a las necesidades competenciales y organizativas de las empresas".

Según la patronal, las empresas tuvieron un crecimiento medio de la actividad en los primeros nueve meses del año del 10,12 por ciento, siete puntos por encima de la media nacional, y con significativos posicionamiento en mercados internacionales.

Esta circunstancia las convierte, según Femetal, en un claro motor económico para la región por lo que quieren avanzar en conceptos como la retribución variable vinculada a conceptos como productividad, absentismo o beneficios.

Además, la patronal ha destacado la estabilidad y calidad de los contratos de un sector en el que más del 80 por ciento son indefinidos y en que en los últimos 10 años se han revalorizado los salarios en 8,5 puntos porcentuales por encima del IPC.

Por su parte, el responsable de negociación colectiva de CCOO Industria de Asturias, José Manuel Cima, ha afirmado que las principales reivindicaciones para el nuevo convenio pasan por un notable incremento salarial.

A su juicio, es indispensable que los empleados ganen "poder adquisitivo" a través de un nuevo convenio que debe dar "estabilidad" a un sector que, en estos momentos, cuenta con una "alta carga de trabajo" y con resultados económicos "positivos".

Cima ha confiado en que las negociaciones con la patronal del metal sean "ágiles" y en que el acuerdo se pueda firmar cuanto antes.

Además, el responsable de Política Industrial de la Federación de UGT FICA Asturias, Javier Campa, ha incidido en la necesidad de subidas salariales "reales" de entre el 3 y 3,5 por ciento y del mantenimiento de la cláusula de revisión ligada al IPC.

También ha manifestado que su sindicato apuesta por la eliminación de la brecha salarial en el sector y por potenciar el papel de la mujer en la industria del metal, que está alcanzando niveles de facturación "impresionantes".

Campa ha comentado que la patronal se ha mostrado "receptiva" con las peticiones de las centrales sindicales, por lo que ha confiado en que el nuevo convenio, cuya vigencia debería tener "entre dos o tres años", se firme "lo antes posible".

La primera reunión tendrá lugar el próximo día 7 de marzo, a las 9:30 horas, en la sede de Femetal, en Gijón.