El Comercio

Avilés, 14 feb (EFE).- El grupo municipal de Somos Avilés ha emprendido hoy una campaña ciudadana contra los presupuestos municipales propuestos por el PSOE al entender que apenas crearán empleo directo, mientras que cada concejal liberado costará a la ciudad 60.000 euros anuales y la alcaldesa 75.000.

David Salcines, el portavoz de la formación morada, ha explicado que la campaña consiste en el reparto de folletos con los motivos por lo que no apoya el documento económico y las propuestas que han presentado y fueron rechazadas por el Gobierno Local.

Somos defiende más empleo en la plantilla para mejorar los servicios y para dar oportunidades laborales, además de más gestión directa "y menos entrega de beneficios a las grandes empresas multiservicios".

La agrupación vinculada a Podemos recalca que, durante las negociaciones con el PSOE, propuso un salario mínimo de 8 euros la hora para la plantilla de los servicios externos, ya que más del 90 por ciento de sus miembros no superan los 1.000 euros de sueldo.

Además, también propuso un aumento del número de familias beneficiarias de las ayudas sociales, que igualmente fue rechazado.

Los presupuestos municipales para 2018 fueron rechazados por la Corporación Municipal en una sesión plenaria a la que siguió otra extraordinaria donde la alcaldesa, Mariví Monteserín, se sometió a una cuestión de confianza, que perdió.

Los grupos de la oposición tienen desde entonces de plazo un mes para presentar un candidato a la alcaldía y unos presupuestos alternativos, aunque esa opción, dada la disparidad ideológica, se da por descartada.

Una vez transcurrido ese plazo, la alcaldesa será ratificada en su puesto, con los presupuestos automáticamente aprobados.