El Comercio

Oviedo, 14 feb (EFE).- El temporal de nieve que afectó a Asturias en las últimos días provocó 247 cortes de carretera en la red secundaria del Principado durante las casi cuatro jornadas que estuvo activado, por primera vez desde su aprobación en 1994, el Plan de Protección Civil por riesgo de nevadas.

Según los datos facilitados hoy por el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, en las 87,03 horas que estuvo activado ese operativo especial se registraron 9.700 llamadas en el Centro de Emergencias del 112-Asturias de las que el 22 por ciento estuvieron relacionadas con los efectos del temporal.

Las averías en el suministro eléctrico y telefónico determinaron la constitución de un comité asesor entre el Principado, la Delegación del Gobierno, dos compañías eléctricas y tres de telecomunicaciones que se reunión en ocho ocasiones y movilizó a más de quinientos operarios de administraciones y empresas.

Sus trabajos, realizados en condiciones de "extrema dificultad", ha sido valorado por Martínez, que ha incidido en que estas labores permitieron que el corte que de los 10.000 usuarios afectados por cortes de electricidad, el 75 por ciento recuperaran el servicio a las 18 horas y que en tres días se restableciera en su totalidad.

Martínez ha incidido en que se dio prioridad a la apertura de las carreteras cortadas y a la retirada de árboles para facilitar el acceso a los núcleos de población como a los equipos averiados tanto de suministro eléctrico como telefónico para posibilitar la comunicación con los afectados por un temporal que dejó además sin señal de televisión a unos 40.000 usuarios.

Según el consejero, la coordinación con ayuntamientos y Delegación del Gobierno "ha funcionado" para que el temporal tuviera la menor incidencia posible pese a los cortes temporales que sufrió la Autopista del Huerna (AP-66) y los seis días de interrupción del tráfico ferroviario de pasajeros entre Asturias y León.

Tras aprobar siete obras de emergencias en vías autonómicas para reparar hundimientos por importe de más de medio millón de euros, el Principado mantiene activado el plan de nevadas en situación de pre-emergencia y vigilancia y Martínez ha apelado a la prudencia en zonas afectadas por riesgo de aludes o desprendimientos.

Este mediodía estaban restablecidas todas las conexiones con la meseta aunque siguen con cadenas de manera preventiva Tarna, Ventana, Somiedo y San Lorenzo y permanecen cerradas las carreteras a Los Lagos y la del puerto de La Cubilla, tramos que no dan acceso a ningún núcleo de población, por lo que el Principado esperará a que se produzca el deshielo sin apurar la apertura.

En cuanto a argayos y taludes, se sigue trabajando en el talud de la AS-29, de San Antolín de Ibias a la Regla, ya abierta para emergencias, aunque se trabaja en desmontar la plataforma que sirvió de acceso a la parte alta del talud en la visera desestabilizada.

Además, en la antigua AS-117s, de El Entrego a El Condado, se sigue procediendo a la limpieza del argayo caído y es posible que la carretera no se pueda abrir hasta mañana.

Una vez despejado el desprendimiento la Consejería de Infraestructuras valorará si restituir el tráfico con semáforos o si acometer ya unas obras definitivas de contención del talud.