El Comercio

(Actualiza con la postura de Foro)

Oviedo, 15 feb (EFE).- La diputada de Podemos Rosa Espiño presidirá la comisión de investigación sobre la gestión del organismo autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA), constituida a iniciativa del PP, que renunció a presidir dicho órgano y que acabó quedan fuera de la mesa de la comisión.

En la sesión constitutiva de la comisión los populares han descartado optar a la presidencia lo que permitió la elección de Espiño con el respaldo de los diputados de Podemos, PP y Ciudadanos aunque sí han presentado candidatura a la vicepresidencia y a la secretaría de la mesa, resuelta en una votación conjunta.

En dicha votación los diputados debían hacer constar los nombres de los parlamentarios que optaban a ambos cargos y dio como resultado la elección del socialista Marcos Gutiérrez Escandón con el respaldo de su grupo y los votos de IU y Foro.

Ante el empate para la elección de secretario la votación se repitió y el cargo recayó en la representante de Ciudadanos, Diana Sánchez, después de que uno de los votos emitidos por Podemos fuera declarado nulo al haber registrado el nombre de Gloria Sánchez en lugar del de Gloria García, la diputada presentada por el PP.

De esta forma el grupo autor de la iniciativa de crear la comisión, que tradicionalmente la preside, quedará fuera de la mesa, una circunstancia de la que el diputado del PP Matías Rodríguez Feito ha responsabilizado directamente a Foro por aliarse con el PSOE pese a que esta formación es la responsable "del intento de estafar y robar a miles de usuarios del ERA".

"Foro está desorientado y no sabe a quien acercarse", ha señalado Rodríguez Feito, que ha lamentado que, de esta forma, la mesa no esté integrada por los tres grupos que posibilitaron con sus votos la puesta en marcha de la comisión de investigación, la quinta que se constituye en la actual legislatura (Gitpa, listas de espera, incendios forestales y fondos de formación).

Por su parte, el diputado de Foro Pedro Leal ha considerado "una extravagancia" que el PP ceda la presidencia de una comisión que ellos mismos impulsaron "a un grupo que califican de radical" y ha incidido en que "cuando uno tiene ganas trabajar y no de enredar", asume esa función para impulsar los trabajos de dicho órgano.

Leal ha recordado que su grupo se opuso a la comisión al considerar que quien debe fiscalizar es la Sindicatura de Cuentas y ha subrayado que nadie les pidió su apoyo para la composición de la mesa de la comisión ni les preguntó cual sería su postura para conformar un órgano del que, ha subrayado, se han quedado fuera tanto PP como Foro.

Para la socialista Nuria Devesa, este resultado refleja que el PP "calculó mal la jugada" dado que el objetivo de los populares era dejar a los socialistas fuera de este órgano "y no lo han logrado" pese a llegar a la reunión con un pacto "encubierto" con Podemos pese a que su presidenta, Mercedes Fernández, anunció que su grupo presidiría la comisión de investigación del ERA.