El Comercio

Oviedo, 15 feb (EFE).- Varios centenares de personas han secundado hoy en Oviedo la primera de las tres movilizaciones convocadas por los sindicatos UGT y CCOO para exigir al Gobierno central que cambie la dinámica de "continua agresión a las pensiones".

La protesta, convocada por las federaciones de Pensionistas y Jubilados de ambos sindicatos, se ha desarrollado frente a la Delegación del Gobierno en Asturias, en Oviedo.

Los manifestantes, en su mayoría pensionistas, se han congregado junto a una pancarta en la que se podía leer "En marcha por pensiones dignas".

Además, han asistido a la lectura de un comunicado en el que se ha pedido la derogación de la reforma de las pensiones.

A la concentración han asistido los secretarios generales de la UGT y de CCOO de Asturias, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, respectivamente, el secretario general de la Federación Socialista Asturiana, Adrian Barbón y el portavoz de Podemos en la Junta General del Principado, Emilio León, entre otros.

En declaraciones a los periodistas, Lanero y Zapico han destacado la necesidad de garantizar el sistema público de pensiones, ante "la campaña del Gobierno que busca deteriorarlo en favor de intereses privados".

Adrian Barbón ha criticado que se haya instalado en la sociedad un mensaje que pretende hacer creer que los jóvenes de hoy no van a tener pensiones en el futuro.

El dirigente socialista ha asegurado que "ningún joven puede dudar de su pensión porque va a haber un estado que las garantizará".

El documento de los sindicatos leído en la protesta ha considerado insuficiente el aumento del 0,25 por ciento de las pensiones para este año y ha denunciado "el proceso de empobrecimiento de los pensionistas".

Dentro de la campaña iniciada en todo el país, los sindicatos han convocado otras dos protestas, los días 1 y 15 de marzo, ante la sede de la Tesorería de la Seguridad Social.