El Comercio

Oviedo, 15 feb (EFE).- La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha criticado hoy la postura de PSOE, Ciudadanos y Podemos en la votación de una iniciativa en el Congreso de los Diputados para rechazar el cierre de las centrales térmicas de Lada y Velilla, y ha lamentado que "el nuevo socialismo le esté dando la espalda a las térmicas".

La iniciativa de Foro y enmendada por el PP recibió 16 votos a favor (PP, UPN y Foro); 11 en contra (Unidos Podemos, Ciudadanos y ERC) y 9 abstenciones (PSOE).

A este respecto, ha considerado que los socialistas deberían de tener una postura a favor o en contra de las térmicas, y no mantenerse en "la equidistancia".

Mercedes Fernández ha defendido la postura del ministro de Energía, Álvaro Nadal, por su "valiente" tarea y defensa de "los intereses de la región", frente a los titulares de las térmicas, que están haciendo gala de unas decisiones "libérrimas" que ponen en peligro el sistema nacional.

La presidenta del PP ha realizado estas declaraciones tras la reunión mantenida con el nuevo presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito, con el que ha tratado varias de las preocupaciones del Principado y de las que ha destacado el "alto grado de acuerdo" en la mayoría de ellas.

Sobre este primer contacto ha resaltado la insistencia de su grupo en acabar con el problema de la brecha salarial, ya que a su juicio un hombre y una mujer con el mismo puesto "tienen que tener el mismo sueldo", y ha declarado que ha felicitado a Feito por nombrar a la primera vicepresidenta de la FADE, María Calvo, de la que ha destacado sus "altas capacidades".

Sin embargo, ha lamentado que en el Consejo Ejecutivo haya sólo cuatro mujeres, por lo que desde su punto de vista es "algo que hay que mejorar".

Fernández ha asegurado que han coincidido en la necesidad de que llegue el tren de alta velocidad al Principado, y de que Fomento dé una respuesta ágil cuanto antes.

También ha subrayado la importancia del acercamiento entre universidad y empresa y de la Formación Profesional Dual, que ambos han estado de acuerdo en que "ha mejorado", pero que tiene que "avanzar más" y acercarse a modelos como el vasco o el gallego.