El Comercio

Oviedo, 15 feb (EFE).- La Fundación Oso Pardo ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil contra un conductor que el pasado viernes persiguió y grabó a un ejemplar en la carretera que une San Pedro de los Burros y Villanueva, en el concejo asturiano de Grado, y lo subió a la red.

El presidente de la Fundación, Guillermo Palomero, ha explicado a Efe que en cuanto la organización vio el vídeo decidió presentar una denuncia al considerar que el autor había cometido una "falta grave" tipificada en la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad por "perseguir y acosar" a un animal.

Este tipo de actuaciones pueden acarrear multas de entre 3.000 y 200.000 euros, ha indicado.

"Este caso ha pasado la raya más que otros", ha denunciado Palomero, que ha argumentado que al encontrarse con el oso, el hombre fue hacia él, aceleró y le intentó filmar mientras conducía, de manera que "hostigó al oso" al tiempo que infringió las leyes de seguridad vial.

Además, ha considerado que es "de sentido común" que es algo que no se puede hacer porque puede dar lugar a un accidente en el caso de que venga un coche de frente o de que el animal se agobie.

Palomero ha explicado que llevan dos años sensibilizando sobre este tema, ya que "no es infrecuente" que la gente que se encuentra a un oso en las carreteras lo grabe fruto de la "pasión vinculada al efecto redes".

Ante este tipo de situaciones, la Fundación recomienda disminuir la velocidad y si es posible parar para que el animal tenga opción de salir de la calzada rápidamente.