El Comercio

Oviedo, 15 (EFE).- La Guardia Civil investiga a un hombre que el pasado martes fue sorprendido en la carretera N-634, a la altura de Espinedo (Lena), cuadruplicando la tasa de alcoholemia tras haber tenido un accidente.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, sobre las 14:45 horas del martes, a la altura del kilómetro 446 de la N-634, una patrulla de Tráfico del Destacamento de Salas dio el alto a un coche que circulaba de manera "anómala", de lado a lado de la vía, con un fuerte golpe en el lateral izquierdo y la rueda izquierda dañada.

Al ver que el conductor presentaba "evidentes signos" de embriaguez, los agentes le realizaron las pruebas, que dieron un resultado positivo cuatro veces superior al legalmente permitido.

Además comprobaron que los daños del vehículo fueron ocasionados por una salida de vía sufrida con anterioridad a la altura del kilómetro 444,500 de la N-634.