El Comercio

Valladolid, 15 feb (EFE).- La Junta y el sindicato UGT han anunciado hoy que trabajan conjuntamente para crear un mapa de las cuencas mineras en riesgo o declive en la Comunidad con la intención de potenciar el turismo en estas zonas como una segunda oportunidad para el sector, pero sin renunciar a esta fuente energética.

Momentos antes de inaugurar hoy en la sede del sindicato UGT un encuentro de expertos titulado 'Turismo industrial en Castilla y León: segunda oportunidad para áreas industriales en declive', tanto el director general de Turismo de la Junta, Javier Ramírez, como el secretario de Acción Sindical de UGT-CYL, Raúl Santa Eufemia, han insistido en la importancia de revitalizar estas zonas rurales.

Como punto de partida, el comité de expertos debatirá hoy sobre cuáles son las cuencas mineras abandonadas o en desuso de Castilla y León, eminentemente en las provincias de León y Palencia, con especial valor patrimonial y etnográfico, pues la intención del sindicato y de la Junta es crear un mapa detallado de estas cuencas para, una vez realizado, "ver de qué manera se puede potenciar el turismo", ha asegurado a los medios Santa Eufemia.

Sin embargo, ambos representantes han subrayado que esta potenciación turística de las cuencas mineras está reservada a aquellas zonas en declive, pues ambos han enfatizado que el sector minero debe ser "estratégico" en la Comunidad, ha señalado el representante de UGT, quien también ha defendido la quema del carbón autóctono y el mantenimiento de las centrales térmicas en la Comunidad.

En este sentido, el director general de Turismo ha recalcado que este "mapeado" ayudará a identificar las potencialidades turísticas y patrimoniales de estas cuencas mineras, aunque él mismo ha identificado que este plan es solo "una acción más" de la Junta para impulsar las cuencas mineras, ya que también hay "otras actuaciones esenciales" como el "plan de reindustrialización" impulsado por el Ejecutivo autonómico, ha recordado.

Por todo ello, Ramírez ha catalogado este plan turístico como un "complemento ideal" para dar una segunda oportunidad a estas zonas industriales que han "sufrido de manera clara" el cierre de las cuencas mineras, de ahí que los antiguos senderos que llevaban a la mina hoy pueden convertirse en rutas turísticas, pues estas zonas están "repletas de recursos patrimoniales", ha sentenciado el director general.