El Comercio

Madrid, 15 feb (EFE).- La Comisión Antiviolencia ha propuesto una multa de mil euros para un espectador que provocó un altercado en el estadio Carlos Tartiere al término del derbi asturiano entre el Oviedo y el Sporting de Gijón cuando insultó a los agentes de la Policía y se negó a desalojar el estadio.

La multa conlleva además un período de seis meses de prohibición de acceso a recintos deportivos, según ha propuesto hoy la Comisión Antiviolencia, que ha declarado de alto riesgo los próximos partidos del Sevilla, ante el Manchester United, el miércoles 21 en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, y frente al Atlético de Madrid en la vigésima quinta jornada Liga, el domingo día 25.

Entre otras decisiones, Antiviolencia ha propuesto multar con 30.000 euros al Sevilla, por permitir el despliegue de una pancarta con la leyenda "Biris" durante el partido contra el Getafe, y con 10.000 al Valladolid, por la exhibición de otra con la leyenda "Y el valor castellano se impuso a un reino avergonzado" en el encuentro frente a la Leonesa.

La Comisión "considera que el hecho de permitir la introducción y despliegue de pancartas con el nombre del grupo ultra (Biris) supone claramente un acto que proporciona publicidad y difusión a dicho grupo y promociona sus actividades", según informó el ministerio del Interior.

Otra propuesta de sanción fue una multa de 3.001 euros, con seis meses de prohibición de acceso a recintos deportivos, para un aficionado del Espanyol que en el partido jugado en Levante "realizó cánticos despectivos imitando el sonido del mono cada vez que el jugador Shaq Moore recibía el balón".

Antiviolencia también ha planteado 2.500 euros de multa y seis meses de prohibición de acceso a recintos deportivos para dos aficionados que en el partido Córdoba-Barcelona "B" se enzarzaron en una pelea y se agredieron mutuamente.