El Comercio

Oviedo, 13 mar (EFE).- Un bulevar con dos calzadas separadas para coches y con un carril para bicis, áreas verdes y peatonales, así como con aparcamientos a ambos laterales ocupará los terrenos liberados por el soterramiento de las vías de ferrocarril de Langreo, proyecto que prevé licitarse esta primavera y que contará con un presupuesto de 110.000 euros.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, ha presentado hoy al alcalde de Langreo, Jesús Sánchez, y a otros miembros de la corporación y del tejido asociativo del municipio la solución diseñada por su departamento para urbanizar esos terrenos.

Según Lastra, la propuesta, que incluye el proyecto para un futuro bulevar y la redacción de un Plan Especial de Reforma Interior (Peri), da respuesta a la petición municipal.

Ahora se iniciará el procedimiento de licitación para contratar el proyecto en los plazos previstos y en consonancia con el avance de las obras de la denominada superestructura, responsabilidad del Adminstrador de Infraestructuras (Adif), que deberían permitir que los trenes circulen por el paso subterráneo la próxima primavera, informa la Consejería.

Así, el Gobierno de Asturias sacará a licitación en abril por 65.000 euros el Plan Especial de Reforma Interior, que aprovecha la urbanización sobre las vías para ordenar 185.000 metros cuadrados de los barrios colindantes (El Puente, las unidades de Pepita Duro y Formiguera), con un enfoque de regeneración y rehabilitación que permita acceder a líneas de financiación nacionales y europeas.

Un mes más tarde, en mayo, saldrá a licitación por 110.000 euros el proyecto de un bulevar, en el espacio que actualmente ocupan las vías, con dos calzadas separadas de un carril por sentido en cada dirección.

El planteamiento incluye también una vieja reivindicación del Ayuntamiento para conectar el polígono industrial de Valnalón con los barrios residenciales utilizando la carretera de La Pajomal y sin perjudicar el entramado viario.