El Comercio

Madrid, 13 mar (EFE).- El contratenor argentino Franco Fagioli (1981) hará viajar a Haendel por España este mes con una gira en la que presentará su último disco, "Händel Arias", doce piezas del compositor alemán con las que, asegura en una entrevista con EFE, promete poner "la piel de gallina" al espectador.

Las arias escogidas son las más especiales para el contratenor y aquellas que "producen emociones cuando las escuchas", explica Fagioli que comienza hoy, en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, una gira que le llevará al Auditorio Nacional de Madrid (15), la Iglesia de San Cipriano de Zamora (17) y el Espacio Turina de Sevilla (19).

Fagioli escogió a Haendel porque quería rendirle tributo al alemán, al que nunca había dedicado un disco a pesar de haber transitado por diferentes óperas suyas.

"Volver al barroco ha sido por hacer un homenaje a un compositor muy asociado al repertorio de contratenor", precisa Fagioli.

Considerado uno de los mejores cantantes "haendelianos", este disco ha constituido su tercera colaboración con Deutsche Grammophon, tras "Orfeo ed Euridice", de Gluck, en 2015, y una colección de arias de Rossini en 2016, siendo el único contratenor de la historia en grabar con la discográfica.

Pero no toda la historia de Fagioli está marcada por el Barroco o el belcanto, ya que él hizo un "camino a la inversa", explica el contratenor, quien comenzó a practicar con obras del siglo XIX.

"Si bien soy contratenor, yo me he formado en la escuela de canto italiano, en el belcanto", señala Fagioli, aunque sus primeros profesores -un barítono y una soprano- le enseñaron la técnica vocal del siglo XIX.

Además de su faceta como cantante, Fagioli estudió piano en el Instituto de Música de su ciudad natal, canto lírico en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón de Buenos Aires y dirección.

Su madre, de origen español, generó en Fagioli un gusto indisimulado por la zarzuela gracias a los discos que ella tenía en casa.

"Yo aprendía e imitaba a los cantantes de zarzuela y a otros. Aún tengo grabada la canción 'El ruiseñor' de Joselito", revela.

Afincado en Madrid, Fagioli ha logrado premios como el Abbiati (2011), considerada la mayor distinción musical de Italia, siendo el primer contratenor en conseguirla en 30 años.