El Comercio

Oviedo, 13 mar (EFE).- La cordillera, Picos de Europa y el suroccidente asturiano estarán mañana en alerta naranja por los vientos de hasta 110 kilómetros por hora que puede dejar "Gisela" la nueva tormenta profunda que a partir de mañana se dejará sentir en la península.

En principio, la Agencia Estatal de Meteorología prevé que puedan darse vientos de esa magnitud en la Codillera y los Picos de Europa entre las 00:00 h y las 18 horas del miécoles, y entre las 6:00 y las 18:000, en la comarca suroccidental.

La trayectoria de esta borrasca será muy similar a la que ha barrido la comunidad los últimos días, Félix, se adentrará por el oeste peninsular y el cuerpo de la borrasca terminará afectando a todo el país hasta el fin de semana.

"Pegará más de lleno en la costa atlántica, mientras que la cantábrica y la mediterránea quedarán más refugiadas de los efectos", ha señalado la portavoz.

Mañana, con 32 provincias, por ahora con aviso naranja o amarillo por lluvias, viento y oleaje, se prevé que sea el día más fuerte mientras que el jueves y viernes, aunque toda la península seguirá de manera muy clara bajo la influencia de la borrasca, la intensidad será menor.