El Comercio

Palencia, 13 mar (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 34 años, vecino de Gijón, como presunto autor de los delitos de estafa y usurpación del estado civil, por estafar a taxistas de la provincia de Palencia a los que usurpaba la identidad para realizar transacciones a través de internet.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de las denuncias presentadas por dos taxistas en los cuarteles de Guardo y Saldaña, en la provincia de Palencia, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado de prensa.

Según las denuncias, los perjudicados eran solicitados por teléfono para realizar algún servicio relacionado con el transporte ó recogida de personas fuera de la provincia de Palencia, que nunca llegaron a cobrar, por lo que se investigó si se trataba de una estafa.

El detenido, que se hacía pasar por representante de compañías aseguradoras, contactaba telefónicamente con los taxistas solicitando que fueran a algún aeropuerto de Castilla y León para recoger clientes, que luego tenían que trasladar a localidades cercanas a las residencias de los taxistas, dando con ello más veracidad al servicio contratado.

Después solicitaba a los taxistas, mediante correo electrónico, que le dieran sus documentos de identidad escaneados, para efectuar el pago de los servicios prestados, documentos que le servían para contratar teléfonos móviles o cuentas de pago.

Una vez contratado el servicio, los taxistas iniciaban el viaje para recoger a los clientes y a mitad de trayecto, les llamaba para decirles que tenían que comprar cupones denominados Paysefecard en una gasolinera, con el objeto de poder sufragar los gastos de equipaje de los supuestos clientes, dinero que posteriormente le reembolsaría la compañía que contrataba sus servicios.

Si bien, cuando los taxistas llegaban al lugar indicado para recoger al cliente se encontraba que no había nadie esperándoles.

La Guardia Civil ha podido determinar que los pagos efectuados por medio de la compra de este tipo de cupones estaban asimilados a una cuenta de usuario de una página de apuestas deportivas abierta con los documentos de identidad de los taxistas perjudicados.

El dinero era retirado posteriormente mediante el sistema Hal-Cash, una operación que no deja rastro del cobro, que se efectúa sin ningún tipo de documento, simplemente aportando al cajero automático de la sucursal bancaria un código de seguridad que solicita quién maneja la cuenta de usuario de la página deportiva y permite la extracción de efectivo.

Después de numerosas gestiones y análisis de documentación la Guardia Civil ha conseguido demostrar la estafa e identificar al autor de los hechos, un hombre de Gijón que tiene antecedentes por hechos similares relacionados con taxistas, que ha sido detenido en Gijón como supuesto autor de los delitos de estafa y usurpación del estado civil.

Las diligencias instruidas y el detenido han sido puestos a disposición del Juzgado número 2 de Cervera de Pisuerga (Palencia) y del número 1 de Carrión de los Condes (Palencia).