El Comercio

Gijón, 14 mar (EFE).- El Pleno del Ayuntamiento de Gijón ha aprobado por mayoría una iniciativa de Ciudadanos para que el equipo de gobierno de Foro medie entre los sindicatos y el Gobierno de España para buscar una solución de futuro al estado en que se encuentra la Casa Sindical.

La proposición ha contado con el respaldo de Foro y el PSOE, mientras que Xixón Sí Puede ha votado en contra y el PP e IU se han abstenido.

El portavoz de la formación, José Carlos Fernández Sarasola, ha expuesto en el debate que resulta "vergonzoso" el estado en que se encuentra y ha afirmado que la "solución más factible" sería, no obstante, la demolición y que la nueva planta albergue más usos que el sindical.

La concejala de Hacienda, Ana Braña, ha respaldado el "uso público" del edificio y ha comprometido la mediación del consistorio con el Ministerio de Empleo para buscar una solución.

Por su parte, la edil socialista Marina Pineda ha puesto de manifiesto el "deterioro considerable" del inmueble, por lo que ha tildado de "imprescindible y urgente" una evaluación del mismo.

El dirigente de Xixón Sí Puede, Mario Suárez, ha acusado a la formación naranja de "tener un problema con los obreros" y de querer fomentar un "pelotazo urbanístico" en la ciudad.

Por parte del PP, Mariano Marín, ha destacado la "inconcreción" de la iniciativa de Ciudadanos, mientras que el portavoz de IU, Aurelio Martín, ha apuntado que el protagonismo lo deben tener el Ministerio y los sindicatos.

Con motivo de la proposición plenaria, los sindicatos CSI, CGT y CNT han mantenido una concentración de protesta a las puertas del consistorio para pedir que no se aprobase el derribo de la Casa Sindical.

"Si hay demolición, quemamos Gijón", ha sido la consigna cantada por las decenas de los asistentes en la Plaza Mayor.

Por parte de CSI, Xuan González ha afirmado que la iniciativa del grupo de Ciudadanos es un "intento" de "atacar" a las centrales sindicales al mismo tiempo que ha señalado que "no hay ningún fundamento" ni informes que aboguen por su derribo.

Fernando Fonticiella, del sindicato CNT, ha recordado que el pasado año el edificio se reformó y, a día de hoy, está "totalmente habitable", por lo que ha exigido que se apueste únicamente por su conservación.

Por último, Héctor González de CNT, ha denunciado que el hecho de que los grupos políticos consideren "feo" el inmueble "no es motivo suficiente" para proceder a su demolición.

A su juicio, la propuesta de Ciudadanos tiene como objetivo "destruir uno de los pocos lugares de resistencia" que existen "frente al capitalismo" y es intento de "especulación" y "pelotazo urbanístico" en terrenos colindantes al plan de vías.

En el Pleno, Xixón Sí Puede ha recabado los apoyos de IU para que el Ayuntamiento de Gijón inste al Gobierno de España a actualizar las pensiones conforme al IPC previsto, mientras que el PP no ha logrado aprobar una iniciativa que defiende que sea en el seno del Pacto de Toledo donde se debata esta cuestión.

El grupo municipal del PSOE de Gijón ha conseguido el respaldo de todos los grupos, salvo la abstención de Xixón Sí Puede, en una proposición para instar al equipo de gobierno a que redacte, en el plazo de tres meses, un plan de desarrollo de espacios públicos para empresas que busquen instalarse en el concejo.

Los ediles socialistas han aprobado por unanimidad una proposición para la modificación de las bases para la concesión de ayudas a la rehabilitación de barrios degradados de manera que se acompañe a los vecinos en todo el proceso desde que se produce la adjudicación de los trabajos.