El Comercio

Oviedo, 14 mar (EFE).- El Gobierno asturiano está "apurando plazos" para tratar de cerrar cuanto antes y con el máximo consenso la ley de crédito extraordinario de 111 millones de euros con los que paliar los efectos derivados de la prórroga de los presupuestos regionales del pasado año.

No obstante, el portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, no ha precisado cuándo podrá ser aprobada por el Consejo de Gobierno y ha evitado pronunciarse sobre las demandas que para este crédito vienen planteando en los últimos días los distintos partidos políticos.

"Seguimos con la interlocución y contactos para conseguir un amplio acuerdo cuanto antes", ha señalado en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno.

Sobre este crédito, el presidente del Principado, Javier Fernández, señaló la pasada semana que servirá para cubrir las necesidades del salario social, que precisará este año de unos 15 millones de euros más, y que otra parte irá destina a políticas de empleo, gasto educativo, inversiones tecnológicas, sanitarias y universitarias, además de a obras en puertos y carreteras.