El Comercio

Oviedo, 14 mar (EFE).- El Museo de la Minería y de la Industria (MUMI) de Asturias contará con un espacio en el que los visitantes podrán conocer la historia del ácido acetilsalicílico, principio activo de la Aspirina que se produce en su totalidad en la planta que Bayer tiene en La Felguera.

El acuerdo de colaboración se enmarca en los actos de cierre de la celebración del 75º aniversario de la planta de producción de Bayer en La Felguera, cuya historia también se podrá conocer en este nuevo espacio.

"Las minas de carbón fueron un elemento clave para la ubicación de nuestro centro de producción en Asturias e hizo posible la producción del ácido acetilsalicílico, el principio activo del analgésico más consumido en el mundo: Aspirina", ha explicado el director general de la planta de Bayer en La Felguera, Jorge Álvarez.

El vínculo de esta materia prima y la sustancia activa de Aspirina se remonta varias décadas atrás, cuando del carbón se obtenían los dos componentes claves para la producción del ácido acetilsalicílico: el anhídrido acético y el ácido salicílico.

Por su parte, el presidente de Fundatec-MUMI, Vicente Jesús Domínguez García, ha destacado que "Bayer constituye una de las piezas clave y necesarias en el MUMI para explicar la construcción de la identidad de las cuencas mineras de Asturias".

En el acto también han estado presentes el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, así como autoridades y representantes de ámbito local.

Actualmente, la planta asturiana de Bayer da empleo de forma directa a más de 150 trabajadores y desde 2014 es el único centro de producción que produce el cien por cien del ácido acetilsalicílico que se consume en el mundo y que se exporta a siete centros de producción para elaborar los comprimidos.

Además de Aspirina, la fábrica asturiana produce otras sustancias activas y productos como Canestén (crotimazol), un tratamiento antifúngico para tratar las infecciones por hongos; productos veterinarios como Catosal (butaphosphan) para fomentar el metabolismo animal o Advantix (imidacloprid), una pipeta que previene la leishmaniosis canina.

Con una inversión de cerca de cuatro millones de euros, en 2018 la fábrica asturiana inaugura un nuevo edificio de oficinas.