El Comercio

Oviedo, 14 mar (EFE).- Aspaym Principado de Asturias y la Asociación de Familiares y Enfermos Mentales de Asturias han sido seleccionadas por la Fundación ONCE para poner en marcha programas que fomenten el empleo para jóvenes con trastorno mental, una iniciativa que cuenta con el apoyo del Fondo Social Europeo (FSE) y en la que participan 24 organizaciones españolas.

Según los datos de la Fundación ONCE, la tasa de actividad de las personas con discapacidad causada por trastorno mental es del 27,7 por ciento y la de empleo del 14,3 por ciento, unos porcentajes que se elevan hasta el 78 y el 62,8 por ciento en personas sin discapacidad.

Unos números que reflejan las dificultades de este colectivo respecto al resto de población juvenil a la hora de acceder al mercado laboral.

Para paliar esta situación, surgió esta convocatoria, que pretende mejorar las competencias para el acceso a la formación de estos jóvenes mediante programas de atención individualizada.

A través de éstos, los participantes recibirán los conocimientos, destrezas y habilidades de empleabilidad necesarios para acceder y manejarse adecuadamente en el mundo formativo y laboral.

Los programas cuentan con tres frases de intervención: una dedicada a la valoración individual del participante, otra dedicada al desarrollo del proyecto y una de evaluación del impacto en cada beneficiario.

Los destinatarios de los proyectos son personas jóvenes con una discapacidad reconocida igual o superior al 33 por ciento, causada por un trastorno mental, personas con discapacidad intelectual y que estén inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.