El Comercio

Oviedo, 16 abr (EFE).- La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, y el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación de Cantabria, Jesús Miguel Oria, han firmado hoy un acuerdo para proponer conjuntamente al Gobierno central la supresión del límite actual de nuevas plantaciones para las pequeñas áreas de viñedo de ambas comunidades.

El marco normativo vigente limita el crecimiento de la superficie de viñedo, lo que, según la consejera asturiana, "incide de forma muy importante" en estas dos comunidades, en las que la superficie total de viñas es muy pequeña, como en el caso de la denominación de origen protegida Vino de Cangas.

Mediante este acuerdo, las dos autonomías pedirán al Ministerio de Agricultura que, para áreas de indicación geográfica protegida (IGP) o denominación de origen protegida (DOP) con superficies de viñedo inferiores a 200 hectáreas, establezca una cifra máxima admisible de nueva plantación autorizable por debajo de la cual resulte de asignación automática.

Según Martínez, esta cifra podría situarse en 25 hectáreas anuales por DOP o IGP con lo que se daría respuesta a la práctica totalidad de las demandas de las pequeñas áreas para incrementar la plantación de viñedos.

Ambos gobiernos plantean autorizaciones automáticas en solicitudes muy pequeñas, de menos de 1,5 hectáreas.

También defienden la autorización directa para superficies que no alcancen las 5 hectáreas en áreas con dificultades reconocidas, como zonas despobladas y desfavorecidas.

Un tercer planteamiento para el que se solicita aprobación automática se refiere a las peticiones de menos de 5 hectáreas en áreas con condiciones físicas singulares, como las de viticultura heroica con zonas de montaña de pendientes superiores al 20 % o con zonas intermedias con pendientes superiores al 15 %, siempre que supongan una solicitud continua de pequeña dimensión.

En un país con cerca de un millón de hectáreas de viñedos, Asturias y Cantabria aportan una mínima parte por lo que Álvarez ha asegurado que "la consolidación y aumento de esas pequeñas superficies de viñedo, siempre en términos muy prudentes, no conlleva ningún desequilibrio".

La firma de este acuerdo ha tenido lugar hoy en el recinto de la la feria Alimentaria que se celebra en Barcelona y a la que Principado acude por primera vez con un expositor propio que promociona la marca Alimentos del Paraíso Natural y los productos amparados por DOP e IGP.