El Comercio

Madrid, 17 abr (EFE).- El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente prevé ayudas para paliar los problemas de la flota del voraz (besugo) del Estrecho y presentará, en septiembre, cambios para facilitar las "transferencias" de cuotas de caballa (verdel o xarda) cantábrica.

Así lo ha avanzado el secretario general de Pesca del Ministerio, Alberto López-Asenjo, durante su comparecencia en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso, para explicar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018.

Respecto al voraz, López-Asenjo ha afirmado que el Ministerio "es consciente de que el sector "está sufriendo" problemas por una caída de la biomasa y de las capturas que no se debe a la "presión" de esta flota y, por ello, está trabajando en medidas de ayuda.

El secretario general de Pesca ha respondido así a una pregunta del PSOE relacionada con las pérdidas de la flota voracera en el estrecho de Gibraltar por interferencias de barcos de otros países.

En relación a la caballa, ha anunciado -en respuesta a Foro Asturias- que el Ministerio presentará en septiembre reglas que permitan "eliminar la limitación de transferencias" en el reparto de las artes pesqueras y faciliten la gestión de la caballa del Cantábrico.

El objetivo, ha añadido, es suprimir las trabas en las fechas para esos traspasos y adaptar la gestión "a la biología de la xarda".

López-Asenjo ha defendido los presupuestos para su Secretaría General dentro del PGE de 2018, que ascienden a 56 millones de euros (excluyendo los gastos de personal), con estabilidad respecto a 2017.

Entre las prioridades, ha destacado el impulso de la "estrategia de crecimiento azul", la protección de los caladeros y una mejora de las condiciones laborales.

La dotación de la Secretaría General de Pesca se reparte entre la mejora de las estructuras y mercados (38,8 millones) y el plan para la protección de los recursos y el desarrollo sostenible (17,2 millones).

Un total de 13,4 millones se destinarán a aplicar los programas del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP) y, dentro de este área, 6 millones irán a parar a mejora de la competitividad, con actuaciones como paradas temporales o ayudas a la flota que faena en torno a Gibraltar.

La investigación y estudios científicos contarán en 2018 con 11 millones, mientras que las reservas marinas tendrán una dotación de 4 millones.

Para el portavoz de Pesca del PP, Joaquín García Díez, las cuentas tienen "acento social" y permitirán el cumplimiento de "los grandes retos",

El portavoz socialista de Pesca, Miguel Ángel Heredia, ha calificado de "mínima" y "ridícula" la inversión para este sector, que a su juicio ha estado "marginado" desde que el presidente Mariano Rajoy llegó al Gobierno.

En nombre de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Eva García Sempere ha tildado de insuficientes las dotaciones para la flota artesanal, el uso alternativo de descartes de pescado o la mitigación del cambio climático.

Por el contrario, el portavoz de Pesca de Ciudadanos, Miguel Ángel Garaulet, ha valorado los PGE, por considerar que incluyen mejoras concretas, como becas para formación marítima o programas acuícolas, y ha dicho al PSOE que "si tenía problemas con los pescadores, haberlo pensado antes y haber llegado a acuerdos con el Gobierno".