El Comercio

Oviedo, 17 abr (EFE).- La Mesa de la Junta General del Principado ha acordado hoy por mayoría con el respaldo de los representantes de PP, Podemos e IU abrir el procedimiento de revocación de Avelino Viejo como síndico mayor que había solicitado el diputado de Foro y secretario primero de dicho órgano, Pedro Leal.

La propuesta ha salido adelante con el criterio desfavorable del presidente de la Cámara, Pedro Sanjurjo (PSOE), que se ha atenido al informe de los servicios jurídicos que rechazaba las peticiones de Podemos e IU para abrir el procedimiento y condicionaba la de Foro a la posibilidad de que se demuestre que falseó o tergiversó información ante una comisión parlamentaria.

De esta forma, la Junta de Portavoces -en la que están representados todos los grupos dado que Ciudadanos sólo figura como adscrito a la Mesa sin derecho a voto- deberá mostrar ahora su parecer antes de que el expediente de revocación comience a ser instruido por la Comisión de Hacienda del parlamento regional.

Según Leal, el parecer de la Junta de Portavoces no es vinculante y la Mesa remitirá después la decisión al Consejo de la Sindicatura -integrado por tres miembros- para que se pronuncie y posteriormente la comisión de Hacienda iniciará la tramitación, que obligatoriamente incluirá la petición de comparecencia de Viejo, con lo que el proceso duraría como mínimo entre un mes y medio o dos.

Leal ha considerado "un verdadero espectáculo que Ciudadanos y PSOE pidan en Madrid la dimisión de Cifuentes por un máster" y que en Asturias "apoyen a un Síndico que gestiona dinero público y ha hecho de la Sindicatura su cortijo a la carta cuyo encadenamiento al sillón causa un gravísimo daño a la imagen" al órgano fiscalizador.

Según el PSOE, los servicios jurídicos de la Junta dejaron claras las exigencias que establece la ley para revocar de su cargo al síndico por su actuación en la convocatoria de 25 plazas para la Sindicatura anuladas por los tribunales.

Además, incide en que, con los datos de que se dispone a día de hoy, dicha decisión fue adoptada -en contrario del criterio expresado en un informe no vinculante por la Mesa de la Junta- por unanimidad de los miembros del Consejo aunque los otros dos síndicos hayan cuestionado después la actuación de Viejo.

Tanto los representantes del PP como los de Podemos e IU han considerado hoy que existen indicios suficientes para poner en marcha este procedimiento y que la comisión de Hacienda investigue si Viejo incurrió en responsabilidades que determinen finalmente su revocación por parte de la Junta General.

El pleno de la Junta ya aprobó el pasado viernes con los votos de todos los grupos salvo el del PSOE la propuesta de Podemos de reprobar al síndico mayor -una iniciativa sin efectos prácticos- por haber aprobado una aprobó la Relación de Puestos de Trabajo que posteriormente fue anulada por los tribunales.

Por su parte, el síndico Antonio Arias trasladó un escrito a la Junta en el que acusaba a Viejo de "mentir con medias verdades" en la Cámara sobre el procedimiento seguido para aprobar la RPT anulada lo que llevó a Ciudadanos a solicitar las actas de la reunión en la que el Consejo de la Sindicatura le dio el visto bueno pese a contar con un informe desfavorable -no vinculante- de la Mesa de la Cámara.