El Comercio

Oviedo, 16 may (EFE).- El diputado regional del PP David González Medina ha alertado de que la Universidad se encuentra actualmente lejos de "la excelencia universitaria" a la que debe aspirar a nivel nacional y europeo.

Por ello, ha incidido en la necesidad de trabajar sobre tres ejes para mejorar esta situación: el incremento en la orientación para los alumnos de Educación Secundaria, la apuesta por la innovación e investigación en el tejido productivo de la región y la reordenación de los títulos y la implantación de nuevos grados.

González Medina ha anunciado que interpelará mañana al consejero de Educación, Genaro Alonso, para conocer los planes del Gobierno regional con la institución académica, ya que en los últimos tiempos se ha escudado en "la autonomía universitaria" para no proponer, discrepar u opinar sobre ella.

Tras analizar los informes y los ránking de los últimos tiempos, el grupo popular ha constatado que la universidad asturiana "cada vez está más lejos de la excelencia universitaria" a la que debería aspirar tanto a nivel nacional como europeo.

En este sentido, ha lamentado que Asturias tenga una de las tasas de fracaso universitario más altas de España, ya que el 27 por ciento de los estudiantes que inician el grado no consiguen acabarlo y el 33 por ciento lo abandona en el primer año, unas cifras que solo empeora Canarias, ha apuntado.

Desde su punto de vista, uno de los factores de este fracaso es la falta de orientación del alumnado a la hora de escoger sus estudios, por lo que considera necesaria un incremento en la orientación en esta etapa educativa, así como la apuesta por la Formación Profesional, que en los últimos años ha sido "despreciada".

El segundo eje sobre el que el PP considera necesario actuar es la apuesta por la innovación y la investigación en el tejido productivo de la región, ya que solo el 33 por ciento de los trabajos que se ofertan en el Principado están enfocados a titulados universitarios, lo que demuestra el "poco peso" que tiene la institución en el tejido empresarial y económico.

También ha insistido en la necesidad de reordenar los títulos actuales, y de incluir nuevos grados con mucha demanda en Asturias, algo que no se ha llevado todavía a cabo por la "desidia y lentitud" del rector, Santiago García Granda, que "parece que está a otras cosas" y de la inoperancia del Gobierno regional que se escuda en "la autonomía" de la institución.