El Comercio

Oviedo, 16 may (EFE).- El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el decreto que regula el procedimiento para el reconocimiento de la condición de familia numerosa y la expedición del título que lo acredita, con el fin de simplificar los trámites, ampliar los derechos y duplicar los años de vigencia del carné.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, celebrado en Santo Adriano, la consejera de Derechos y Servicios Sociales, Pilar Varela, ha explicado que con este decreto, que entrará en vigor en junio, a los 20 días de su publicación en el Boletín Oficial del Principado (Bopa), se busca "hacer más simple, más corta y más sencilla la tramitación", ampliar los derechos de estas familias y aumentar de cinco a diez años los años de vigencia del carné.

El decreto, que deroga el de 2007 y que afectará de forma inmediata a 7.143 familias numerosas, 6.738 de categoría general y 405 de régimen especial, permitirá que el reconocimiento de la condición de familia numerosa se haga en menos de un mes frente a los seis meses que tardaba este proceso a mediados de 2016.

La consejera ha explicado que esto ya venía sucediendo, porque desde entonces se ha implantado un nuevo instrumento tecnológico y se ha contratado a dos personas.

"Damos carta de naturaleza al carne de familia numerosa y ampliamos su vigencia de 5 a 10 años", ha remarcado Varela, que ha indicado que además se introducen en el decreto todas las modificaciones de leyes que ha habido hasta el momento y que puedan afectar a estas familias.

Es el caso de la modificación de la ley de protección a la infancia de 2015, que permitirá que los hijos menores de 26 años de una familia numerosa sigan disfrutando de los beneficios pese a que alguno de los miembros de la familia haya cumplido ya los 26 años.

Con el decreto, que cuenta con el visto bueno del Consejo Asesor de Bienestar Social y dictamen del Consejo Consultivo, se adecúa el concepto de familia numerosa a los nuevos conceptos protección a la infancia, ha relatado Varela, que ha señalado que, por ejemplo, la protección que implica la delegación de la guarda con fines de adopción representa un nuevo miembro de la familia y sustituye al acogimiento familiar preadoptivo.

En cuanto a los cambios en la tarjeta, la consejera ha insistido en que se avanza hacia un sistema "mucho más sencillo", de manera que en determinadas situaciones en las que resulta necesario renovar anualmente la acreditación, únicamente se requerirá una declaración responsable, lo que rebajará el volumen de documentación que se debe presentar.