El Comercio

Gijón, 16 may (EFE).- El grupo municipal del PP de Gijón ha advertido hoy de que la entrada en vigor de la ordenanza de cesión de locales está poniendo en "quiebra" a muchas entidades sociales.

En rueda de prensa, el portavoz del grupo, Pablo González, ha denunciado que numerosas asociaciones "no tienen dinero" para afrontar los pagos básicos, por lo que ha exigido que se suspenda el punto de la ordenanza que obliga a las asociaciones a hacerse cargo de los mismos.

"Hacen una labor impagable", ha afirmado el popular antes de denunciar la situación "dantesca" que padecen muchas entidades del tercer sector.

De seguir aplicando este punto de la ordenanza, González ha dicho que "un número elevado de entidades tendrán que cerrar la puerta".

Por otro lado, ha informado de que el PP ha presentado un ruego para que se suspenda cautelarmente la nueva directriz del gobierno relativa a que los organizadores de las fiestas populares sean los responsables de mantener la seguridad dentro del recinto del evento.

González ha reclamado que se aporte a los grupos políticos un informe jurídico que respalde la decisión y por qué no se ofrecen los servicios de la nueva Protección Civil para tales tareas.

El portavoz ha pedido que se dé información a los organizadores de festejos de las consecuencias de cara a la cobertura de los seguros si por alguna razón no se puede demostrar el cumplimiento de dicho requisito y sobre quién recaería la responsabilidad patrimonial.

"Es una irresponsabilidad más del gobierno", ha puesto de manifiesto antes de afirmar que la medida supondría "cargarse las verbenas".