El Comercio

Oviedo, 16 may (EFE).- El presidente de Fade, Belarmino Feito, ha defendido hoy que la patronal, como representante de las empresas de la región, está legitimada para participar en el debate público de la cooficialidad y para preguntar a los partidos que la defienden sobre sus consecuencias.

Feito ha realizado estas declaraciones tras la reunión mantenida con los presidentes de las Cámaras de Comercio de Asturias, con el objetivo de acabar con la polémica surgida a raíz de sus manifestaciones del lunes, en las que mostraba sus dudas sobre la necesidad y la mejora que supondría para la región.

Unas manifestaciones que han sido "completamente refrendadas" por los tres presidentes de las cámaras, y tras las que no ha admitido preguntas de ningún tipo.

En su comunicado, Fade señala que está obligada a defender los intereses de los empresarios asturianos y que la postura del que defiende la cooficialidad es "tan democrática" como la del que pregunta sobre sus consecuencias.

Por este motivo, considera necesario preguntar qué implicaría la cooficialidad en el día a día de las empresas, sus relaciones, procesos y contratos, y si ésta ayudaría a captar talento empresarial y facilitaría el acceso de los profesionales.

También cuestiona si supondría una mejora en los servicios o por el contrario sería una barrera, y así como en la enseñanza.

Además, la cooficialidad tendría un coste, por lo que insta a los partidarios a que expliquen cuál sería ese coste y de dónde se restarían los fondos para que se lleve a cabo.

Fade subraya que no está en contra del asturiano y recuerda que ya está amparado bajo una Ley de Protección y Uso que cuenta con dotación presupuestaria.

Por último, pone en valor el trabajo de los empresarios y su aportación a la marca de la región, que llevan por los cinco continentes.