El Comercio

Oviedo, 16 may (EFE).- El defensa del Real Oviedo José María Angressola 'Mossa' se mostró igual de tajante que sus compañeros tras la derrota en Pamplona y reconoció que todas las posibilidades de entrar en play-off de los azules "pasan por ganar al Sevilla Atlético".

Por ello, sólo piensa en el que califica como el partido "más inmediato e importante" de la temporada a día de hoy.

"Quedan nueve puntos y estamos a dos de entrar en promoción de ascenso, es normal mirar los puntos pero sería un error mirar más allá del Sevilla Atlético. El único secreto para poder decir que de aquí a tres jornadas hemos conseguido algo bonito es mirar el día a día", comentó el jugador.

Para el valenciano, que lleva dos años en la categoría, las cosas pueden "cambiar muchísimo" en las últimas tres jornadas, y esa experiencia le vale para creer que "todo puede pasar" y que si los azules ganan el sábado pueden encontrarse un escenario "igual o mejor" que el que tienen ahora.

"Hay mucha gente que cree en nosotros y nos toca ganar al Sevilla para que sigan haciéndolo. Es normal que se desilusionen con las derrotas, porque esto es fútbol y siempre queremos ganar, pero mientras tengamos opciones voy a seguir creyendo en esto", explicó el futbolista azul.

Para el carrilero, que no pudo estar en Pamplona por sanción, es mucho más "difícil" no poder ayudar a su equipo desde el campo, y reconoció que es sobre el verde donde "más disfruta" gracias a la buena compenetración que hay entre él y el extremo carbayón, Saúl Berjón.

"Se sufre mucho desde fuera porque no puedes hacer nada, y te genera más nerviosismo. Siempre que me voy contento de un partido es porque aunque haya sufrido, he disfrutado, y eso me pasa con Saúl, sobre todo en casa. Tenemos peso en ataque y eso ayuda al equipo, ojalá siga siendo así", señaló el defensa.

Mossa, que se confiesa "encantado" con la Segunda División, reconoció también ver "todo el fútbol que puede" de la categoría, y explicó que jugarse las opciones de play-off en el Carlos Tartiere es una variable a favor de los carbayones.

"Tenemos que prepararnos para sufrir y ganar en el minuto uno, o en el último, porque hay que valorar a todos los rivales igual y el del Sevilla será un partido duro. El equipo ha demostrado sentirse bien en casa, y qué mejor que jugarnos todo en nuestro campo", concluyó el carrilero, que ve en los propios jugadores a los responsables de hacer bueno "cualquier sistema".