El Comercio

Oviedo, 17 may (EFE).- El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Oviedo da un plazo de un mes al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, para cesar a Luis Díaz como director del Instituto Nacional de Silicosis del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) por considerar que su nombramiento fue ilegal y amenaza con multarle si no se produce la destitución.

En un auto fechado el 26 de abril, el juzgado reclama la "destitución efectiva" del director en el plazo de un mes y advierte de la imposición sucesiva de multas coercitivas al consejero de Sanidad por importe de 500, 1.000 y 1.500 euros por cada mes que transcurra desde la notificación del auto sin haberse producido la destitución ordenada.

El Conceyu por Otra Función Pública n'Asturies ha indicado en un comunicado que, en marzo de 2018, el juzgado anuló por segunda vez el nombramiento de Díaz tras una primera sentencia de 19 de septiembre de 2017, en la que señalaba que no existía "ninguna explicación o motivación" para el nombramiento de Díaz.

En la sentencia, el magistrado indicó que también en los casos de libre designación, y especialmente cuando se abre la convocatoria a personal ajeno a la condición de personal estatutario, "habrá que observar las exigencias de igualdad, mérito y capacidad", porque si no, la libre designación "se convierte en una vía para el ejercicio de la arbitrariedad o del mero capricho en manos de la Administración para el nombramiento de determinados puestos que, por regla general, deben ocupar empleados públicos".

El Conceyu ha señalado que el Sespa pretendió dar por ejecutada la sentencia convalidando el nombramiento previamente anulado, pero, en el auto del 20 de marzo, el Juzgado advirtió que "la única finalidad" de la reunión de la Comisión de valoración de 18 de octubre de 2017 fue "convalidar la elección del mismo candidato inicialmente propuesto y cuyo nombramiento fue anulado".