El Comercio

Oviedo, 17 may (EFE).- La consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo, ha negado hoy que exista ningún "interés político" por parte del Gobierno en "bloquear" los concursos de méritos para los funcionarios de la administración autonómica para reordenar los puestos que ocupan actualmente más de 1.200 empleados públicos.

Carcedo ha reiterado que el Ejecutivo sigue trabajando para llevar a cabo ese proceso, que se ha puesto en marcha ya entre el personal laboral, y sacar adelante una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que adapte la situación de la administración autonómica a la última jurisprudencia fijada en ese ámbito.

La consejera ha incidido en que el concurso se llevará a cabo "en el plazo más breve posible" y en que se podría hacer de forma "más ágil", pero que el tema es complejo, requiere análisis y negociación con los sindicatos y se busca minimizar el efecto de la litigiosidad inherentes a cualquier proceso de estas características.

Carcedo se ha expresado así en su respuesta en el pleno de la Junta General del Principado a una pregunta del diputado de Podemos Enrique López, que la ha emplazado a adquirir un compromiso "claro" y que fije una fecha para la convocatoria de los concursos para provisionar esos puestos de trabajo en el Principado tras las sentencias de los tribunales que exigían hacerlo por esta vía.

"No valen mas excusas, ya no sirve el estamos trabajando", ha apuntado el parlamentario morado tras señalar que el concurso de méritos convocado para el personal laboral es "una maniobra de distracción" de un partido como el PSOE "que lleva treinta años siendo el PRI de Asturias y que gobierna todos los resortes".

López ha subrayado que hay más de mil funcionarios que ocupan puestos de dirección de nivel medio y alto en el Principado que están en sus puestos contraviniendo la ley y "perpetuándose" en el cargo a través de las comisiones de servicios -que tiene un periodo máximo de dos años-, un procedimiento "excepcional para situaciones de urgencia que ha sustituido en la práctica a los concursos".

A su juicio, el Gobierno lleva seis años "dando vueltas" para resolver un problema heredado de anteriores ejecutivos y manteniendo así a la administración "en un estado irregular y deplorable por el que los puestos de alta y media dirección funcionarial son nombrados a dedo por los altos cargos políticos de su partido".

La consejera, que ha recordado que mañana se reunirá la Mesa Sectorial de la Función Pública para avanzar en este proceso, ha advertido al parlamentario morado de que, le guste más o menos, las medidas de este tipo tienen un procedimiento que hay que cumplir.

Carcedo ha defendido que, pese a que la libre designación se utiliza en todas las comunidades autónomas, administración central y ayuntamientos, en Asturias se ha limitado por ley "al máximo" y "más allá" de lo que determinaron las sentencias judiciales.

"Los empleados públicos son profesionales que hacen su trabajo y no están politizados. Si usted, que ahora es diputado vuelve mañana a su trabajo en la administración, ¿estaría politizado o haría su trabajo de forma profesional?", ha planteado la consejera a López.