El Comercio

Oviedo, 17 may (EFE).- El Real Oviedo Vetusta afronta el partido de ida ante el Mutilvera navarro con la idea de ser el equipo "valiente y protagonista" que ha sido durante toda la temporada regular, "identidad" con la que su técnico, Javi Rozada, quiere lograr un resultado positivo en Mutilva que les permita acercarse un poco más a ese ansiado ascenso a Segunda B.

"Vamos con la mentalidad de marcar mínimo un gol. Queremos ser el equipo que durante la liga salió a dominar y ser protagonista, jugando en campo contrario y no especulando. Somos un filial con una identidad muy clara. De nada vale una vuelta en casa, si no competimos por un resultado positivo en la ida", explicó el asturiano.

El cruce entre el filial del Real Oviedo y el campeón del grupo navarro tiene previsto su primer enfrentamiento este mismo sábado (18:00) en casa del Mutilvera, equipo del que Rozada destacó la "superioridad" con la que certificó la liga, su pasado reciente en Segunda B y la experiencia de algunos de sus jugadores.

"En los últimos cinco años siempre ha habido un club navarro que pasa las tres eliminatorias, son muy competitivos, y el Mutilvera más. Ascendió hace dos años a Segunda B y lo hizo eliminando a tres rivales fuertes como la Gimnástica de Torrelavega, el Zamora y el conquense. Lo pondrán difícil", analizó el técnico.

Para el entrenador carbayón lo que no será un factor determinante es el césped artificial, ya que aunque los azules estén acostumbrados a la hierba natural de El Requexón, disputaron durante la liga una decena de partidos sobre esta superficie, por lo que espera "adaptarse rápido" aunque no sea el "escenario ideal" para los suyos.

Rozada reconoció que los días previos a una eliminatoria dejaron un ambiente "especial" en el vestuario, y adelantó que ve a sus jugadores "con sensaciones muy positivas" y "muy activados" de cara a un choque que puede "cambiar el rumbo" de muchos de ellos y del propio club.

"Un ascenso sería muy importante a todos los niveles. Este año dimos un paso grande teniendo a jugadores cerca del primer equipo, pero sería decisivo eso mismo compitiendo en Segunda B porque los jugadores llegarían aún más preparados estando cerca de la categoría del Real Oviedo", concluyó el técnico azul.